Vacunas bivalentes contra el COVID-19: cuándo llegan y quiénes deben aplicárselas

La campaña de vacunación contra el Covid-19 sigue adelante y sumará ahora más de 4 millones de dosis de vacunas bivalentes que protegen contra dos variantes de la enfermedad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
El Ministerio de Salud de la Nación anunció el jueves por la tarde que a partir de la próxima semana comenzará a entregar a los centros de vacunación de todo el país más de dos millones de vacunas bivalenetes de los laboratorios Pfizer y Moderna en el marco del Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19.

Según un comunicado de la cartera sanitaria que conduce Carla Vizzotti, las nuevas dosis serán inyectadas de acuerdo al plan estratégico de cada jurisdicción, donde las personas deberán iniciar o completar su esquema de vacunación contra el Covid-19.

Entre jueves y viernes llegarán a Argentina 1.100.160 dosis de las vacunas Comirnaty Bivariante Original/Ómicron BA.4-5 del laboratorio Pfizer/BioNtech, mientrás que el 6 de febrero arribarán 3 millones del laboratorio Moderna, las Spikevax Bivariante Original/Ómicron BA.4-5.

El Ministerio de Salud explicó y aclaró que “todas las vacunas contra el Covid-19 demostraron ser seguras y efectivas para dar protección ante internaciones, complicaciones y muertes frente a todas las variantes circulantes, por lo que en la estrategia nacional coexistirán las vacunas aplicadas hasta el momento y las nuevas vacunas bivariante”.

A quiénes están dirigidas las vacunas bivalentes

Las vacunas bivalentes Comirnaty Bivariante Original/Ómicron BA.4-5, del laboratorio Pfizer/Biontech, cuentan con la particularidad de que serán inyectadas en población general de 12 años o más.

El otro tipo de vacunas bivariantes, las Spikevax Bivariante Original/Ómicron BA.4-5 del laboratorio Moderna, podrán aplicarse en niños de 6 años o más.

Desde la cartera sanitaria señalaron que “la evidencia científica ha demostrado que la estrategia de aplicación de refuerzos es fundamental para mantener los niveles de anticuerpos y su efectividad en el tiempo, sobre todo en términos de evitar internaciones, complicaciones y muertes por la enfermedad”.

“Por este motivo, se enfatiza además la importancia de reforzar la protección en las personas mayores de 50 años y otros grupos etarios con condiciones de riesgo”, se agregó en el comunicado.