Uruguay derrotó a Italia 1 a 0 y se consagró campeón del Mundial Sub 20

Luciano Rodríguez estampó con un cabezazo el único tanto del partido, que le dio la primer estrella al seleccionado uruguayo juvenil después de un duro encuentro ante los europeos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La selección de Uruguay de consagró campeona del Mundial Sub 20 celebrado en Argentina tras vencer 1 a 0 Italia en la final disputada en el estadio Diego Armando Maradona de La Plata y consiguió su primer título de la categoría en tres partidos definitorios que jugó en su historia.

Con el VAR como protagonista, cuando se revisó la jugada del gol por una mano de Alan Maturro, Luciano Rodríguez estampó de un cabezazo el único tanto del partido que le dio la primer estrella al seleccionado uruguayo después de un duro encuentro ante los europeos. En las dos finales pasadas, había quedado segundo en Malasia 97 tras perder la final contra la Argentina; y en Turquía 2013, luego de caer en el partido decisivo frente a Francia.

Por su parte, Italia, pese a la tristeza de la derrota, tuvo su mejor desempeño en el torneo juvenil, ya que superó el tercer puesto que había obtenido en Corea del Sur 2017.

Italia comenzó mejor el partido, con su actitud ofensiva más elevada que en otros partidos y tratando de adueñarse de la pelota en la mitad de la cancha, sobre todo por el sector izquierdo con Giuseppe Ambrosino y Cesare Casadei, y el juego creativo de Tommaso Baldanzi.

No obstante, Uruguay supo imponerse bien en defensa ante los italianos y pasó a dominar el partido en la ofensiva, con mucha gente en campo de los europeos pero sin poder pisar fuerte en el área. El goleador Anderson Duarte estuvo bien neutralizado entre varios hombres y no estuvo muy conectado con el juego pero buscó atacar con Alan Maturro y Rodrigo Chagas por las bandas, además del juego de Damián García y Franco González.

Para la segunda etapa, el conjunto dirigido por Marcelo Broli fue el que más lo buscó, con mucha garra como se lo caracterizó en gran parte del campeonato pero también con fútbol ya que generó ocasiones merecedoras de quedarse con el triunfo en la gran final. Sin embargo, le costó convertir y la defensa italiana le cerró los espacios.

 

(Fuente: Superdepor)