Uno por uno los ganadores de las provincias luego del superdomingo electoral

Los precandidatos presidenciales de la coalición opositora intentan sacar rédito de los resultados. El gobernador de Tucumán se mostró con Wado de Pedro y exhibe la victoria para ganar espacio en el armado de las listas oficialistas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Desde que inició el calendario electoral en las provincias que optaron por desdoblar sus comicios, en su mayoría, los resultados fueron los previsibles: triunfos de los oficialismos. Sin embargo, en el último superdomingo electoral, la nota la dio la derrota de la lista apadrinada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá en manos de Claudio Poggi.

En tanto, Juntos por el Cambio nunca dudó de que triunfaría en Mendoza -pese a la fragmentación de la coalición- de la mano del senador nacional, Alfredo Cornejo, ni en las legislativas de Corrientes, dos provincias con fuerte anclaje radical, publica TN.

De igual manera, le sucedió al peronismo tradicional con la victoria de la fórmula encabezada por Osvaldo Jaldo en Tucumán, apadrinada por el exgobernador, Juan Manzur, a pesar de no haber podido competir como vice tras la resolución de la Corte Suprema.

En este marco, los resultados de las elecciones locales, tuvieron su correlato en el comportamiento de los dirigentes nacionales, de las cuales pueden desprenderse varias conclusiones.

Alberto Rodríguez Saá sufrió un lógico desgaste de poder. De los últimos 20 años, gobernó San Luis 16. La excepción fue de 2011 a 2015. Fue el primer triunfo y gestión de Claudio Poggi, un peronista en ese momento aliado de los Rodríguez Saá. En esta oportunidad, jugó con la coalición opositora que se unificó, casi sin excepciones, detrás de su postulación. Esa alianza ampliada fue la que permitió el triunfo de Juntos por el Cambio. A raíz de ello, Horacio Rodríguez Larreta aprovechó para subirse al escenario -con sus aliados Gerardo Morales y Martín Lousteau- para festejar y, además, enviar un claro mensaje a su contrincante en la interna del PRO, Patricia Bullrich, en la fuerte disputa por incorporar al gobernador peronista de Córdoba, Juan Schiaretti.

En tanto, la exministra de Seguridad evitó cruzarse con el jefe de Gobierno porteño y fue a Mendoza a levantar el brazo de su aliado radical, Alfredo Cornejo. De todos modos, Bullrich apoyó a Poggi en San Luis, así como Larreta hizo lo mismo con Cornejo. Sin embargo, no es menos cierto que el dirigente de Capital Federal había respaldado hasta principios de este año a su armador en el PRO, Omar De Marchi, quien optó por postularse por fuera de JxC con el sello La Unión Mendocina y obtuvo un desempeño menor al esperado. La titular del PRO en uso de licencia, también aprovechó para enviarle un mensaje: los alineamientos claros, tienen buenos resultados.

A su vez, este lunes se llevará adelante la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical. Allí se ratificará la pertenencia a Juntos por el Cambio y se habilitará a avanzar con una política de alianzas. De todos modos, el objetivo central será mantener el equilibrio entre los dos sectores en pugna: por un lado, Gerardo Morales, que logró retener el control político de Jujuy, que apoyó la incorporación del economista liberal José Luis Espert, pero que, al momento, fracasó con la incorporación de Schiaretti; por el otro, Cornejo, que vuelve a tomar las riendas del poder en Mendoza y ratificó su alianza con Bullrich.

Por otra parte, como viene sucediendo en casi todas las elecciones, el peronismo continúa siendo imbatible en el NOA. En el caso puntual de Tucumán, el triunfo de Osvaldo Jaldo superó todas las expectativas teniendo en cuenta que la idea preliminar era que Juan Manzur figurara en la boleta bajo la postulación a vicegobernador. La Corte se lo impidió. A pesar de decir que fue proscripto, tuvo un rol clave como artífice y jefe de la campaña, permitiendo un triunfo arrollador por más de 20 puntos de diferencia sobre Roberto Sánchez, el candidato de JxC. Superado el trámite local, el exjefe de Gabinete volvió a dejar en evidencia que busca proyección nacional. Recibió al ministro del Interior y posible precandidato presidencial del kirchnerismo, Eduardo ‘Wado’ De Pedro, le agradeció al ministro de Economía, Sergio Massa, haberle facilitado fondos a la provincia y fue visitado por seis mandatarios norteños. ¿Vuelve Juan 23?

Por último, un nuevo y magro resultado electoral de Javier Milei. A pesar de que visitó Tucumán y exhibió varias imágenes del apoyo popular que suele recibir en sus recorridas, su candidato a gobernador, Eduardo Bussi, apenas arañó el 4% de los sufragios. Una elección notablemente peor que la que había hecho en 2019 -sin el apoyo del economista libertario-, cuando había obtenido el 13.8%. En aquel momento había logrado sumar algunas bancas en la legislatura provincial. Este domingo 11 de junio no superó los 40.000 votos.