Una policía a juicio por abuso de autoridad durante la pandemia

La denunciante aseguró que la llevó a un baño, donde la hizo desnudarse y hacer sentadillas mientras la humillaba. El hecho ocurrió en marzo del 2020.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La investigación la llevó adelante la fiscal Mabel Covi (foto) y la acusación indica que “el 23 de marzo de 2020 a las 21, la señora M.C. es ingresada a la Comisaría Tercera luego de que fuera demorada por el incumplimiento al aislamiento obligatorio dispuesto en razón del brote de COVID19. Es allí que la agente Herrera la conduce al baño a fin de realizarle la requisa personal y, una vez en el interior, la hace desvestir completamente y de manera prepotente y agresiva la obliga a realizar sentadillas”. Luego la mujer fue demorada en la sala de requisa y a las 23.45 horas se le otorgó la libertad.

Esa misma noche se produce el segundo hecho por el cual se acusa a la oficial. Sucedió cuando C.A.C. fue demorada en momentos que se encontraba en un domicilio buscando a su hijo. “Una vez que se encontraba en la Comisaria, la agente Herrera la lleva a un baño para requisarla y la hace desvestir completamente, de manera muy prepotente, humillante y agresiva. Una vez desnuda, de espaldas, la obliga a realizar sentadillas. Luego la encierran en la sala de requisa y a las 23.20 horas se le otorgó la libertad”.

Finalizados los plazos procesales, el caso se elevó a juicio oral y la Oficina Judicial fijó fecha de debate para el 22 de marzo. El juez será Horacio Yangüela. La calificación es por el delito de vejaciones, previsto con prisión de uno a cinco años e inhabilitación especial por doble tiempo para “el funcionario que desempeñando un acto de servicio cometiera cualquier vejación contra las personas o les aplicare apremios ilegales” y para quien “impusiere a los presos que guarde, severidades, vejaciones, o apremios ilegales”.