Retiran calificación de los títulos de deuda de Chubut, que sigue asfixiada por los vencimientos

Por Marcelo García (Exclusivo/EES). El último reporte de la consultora Fix Scr hizo saber que retiró las calificaciones a los títulos de deuda emitidos por Chubut como consecuencia de la no renovación del contrato de la provincia con esa empresa. Por ahora no se produjeron consecuencias graves, pero la provincia debe afrontar el pago de […]

  • Publicado el jueves 28 de junio de 2018 en Opinión

Por Marcelo García (Exclusivo/EES).

El último reporte de la consultora Fix Scr hizo saber que retiró las calificaciones a los títulos de deuda emitidos por Chubut como consecuencia de la no renovación del contrato de la provincia con esa empresa. Por ahora no se produjeron consecuencias graves, pero la provincia debe afrontar el pago de más de 43.000 millones de pesos en nueve años.

Tras la quita de la calificación de la deuda, que sigue siendo de “estable” y aunque no parece ser lo más viable en lo inmediato, los valores de los bonos provinciales podrían desplomarse y obligar al gobierno a tener que profundizar el endeudamiento.

A través de un comunicado emitido en la jornada del martes 26 de junio, la consultora Fix Scr (afiliada de Fitch Ratings) confirmó las calificaciones de la Provincia del Chubut e informó que “Las mismas son retiradas debido a la no renovación del contrato de calificación por parte del emisor”.

En su carácter de Agente de Calificación de Riesgo, la consultora en cuestión confirmó la calificación de largo plazo de la Provincia del Chubut (PC) en la categoría BBB-(arg) y la calificación de corto plazo en A3(arg).

El último informe elaborado por Fix Scr informó que “La perspectiva es estable para la calificación de largo plazo. Adicionalmente confirmó la calificación en A3(arg) al Programa de Letras por hasta USD 221 millones”; pero resaltó que las calificaciones son retiradas debido a la no renovación del contrato.

Consultado sobre las consecuencias que podrían generarse a partir de la quita de la calificación, el contador y profesor universitario César Herrera resumió que “hay que seguir las cotizaciones de los bonos chubutenses”, debido a que esta nueva situación “podría generar falta de confianza en los tenedores de deuda provincial” y por ende “hacer bajar las cotizaciones” de los mismos.

Respecto a la posibilidad que Fix Scr pueda ser reemplazada por otra calificadora de los bonos chubutenses, Herrera confirmó que podría concretarse una contratación de otra compañía y el nuevo panorama generado podría desembocar en “refinanciamientos o nuevos endeudamientos”.

No obstante, el economista estimó que difícilmente vayan a generarse cimbronazos bruscos en el endeudamiento provincial, debido al “calce con regalías” que posee la deuda chubutense y remarcó que dicho mecanismo le otorga “estabilidad a los bonos” provinciales.

A la hora de observar las variaciones que se suscitaron en la jornada de ayer con las cotizaciones de los bonos de la deuda chubutense no se detectaron movimientos a la baja. El Bogar Chubut 2026 tuvo un descenso del 0,68% y el Bogar Chubut 2026 Exterior cayó un 0,24%; mientras que la otra orilla la letra Chubut 2021 subió un 1,14% y la Chubut 2023 trepó un 39,3%. El resto de los títulos de la deuda provincial se mantuvieron sin variación.

La asfixia de los vencimientos

El mayor sustento que posee el endeudamiento provincial se vincula al encaje de los títulos en las regalías que cobra Chubut, pero el fuerte incremento que tuvo la deuda provincial genera que se comprometan las cuentas públicas con los vencimientos anuales que ahogarán al Gobierno chubutense durante todo este año y 2019.

En su último informe, la consultora Fix Scr detalló que el stock de deuda provincial ascendió a los 24.454 millones de pesos al finalizar 2017, lo que equivale al 86,7% de los ingresos públicos corrientes y resultó un 19,2% superior a la registrada en 2016 cuando ascendió a 20.506 millones de pesos.

La calificadora resumió que “El incremento de la deuda chubutense se explicó por 700 millones de pesos que se tomó de endeudamiento con el Gobierno nacional y por la variación del tipo de cambio nominal que impactó en una suba de 1.800 millones de pesos en títulos públicos”.

Vale tener en cuenta que dichas observaciones se vinculan estrictamente a las variaciones alcistas que tuvo la deuda provincial hasta finales de 2017, por lo que habría que esperar que se refleje el impacto devaluatorio provocado tras la corrida de mayo y junio.

El dólar aumentó 48% en los primeros seis meses del año y como el 74,4% de la deuda chubutense se encuentra emitida en dólares, es de prever un fuerte incremento para este 2018. Tanto es así que Fix Scr estimó que al finalizar este año Chubut elevará su endeudamiento a 26.200 millones de pesos, lo que representaría un aumento de 1.800 millones de pesos respecto del endeudamiento del año pasado.

Según la consultora que calificaba la deuda chubutense, uno de los grandes problemas que tiene por resolver la Administración de Mariano Arcioni son los vencimientos de la deuda que debe enfrentar este año y el que viene, por eso es que busca refinanciarla y extender los plazos para concretar los pagos.

Este 2018 los vencimientos del capital de deuda rondarían los 4.800 millones de pesos y otros 2.700 millones de pesos en intereses, totalizando la friolera de 7.500 millones de pesos en todo el año.

Para 2019 debería afrontar el pago de 5.100 millones de pesos en capital y otros 3.200 millones en intereses, sumando a lo largo del año que viene vencimientos por 8.300 millones de pesos.

Para el 2020 los vencimientos de deuda descienden a 3.800 millones de pesos, suben a 4.100 millones en el 2021, se mantienen rondando esa última cifra entre los años 2022 y 2026. Chubut debe afrontar, entre 2018 y 2026, la friolera de más de 43.000 millones de pesos en el pago de capital e intereses de la deuda provincial.

Respecto del agobio financiero que genera la deuda chubutense, el contador Herrera señaló que “Con el perfil de vencimientos se plantea una gran dicotomía, atender al mercado o a los empleados y la economía provincial. Es mala palabra para el mercado, pero con la estabilidad de mediano plazo que tiene la provincia desde 2020 en adelante es posible lograr un refinanciamiento favorable”.