Rada Tilly: Bruno English será el candidato a intendente por el Partido Vecinal

El actual concejal y empresario turístico fue elegido de manera unánime por la asamblea de afiliados realizada el último jueves en la sede partidaria.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Rada Tilly: Bruno English será el candidato a intendente por el Partido Vecina

 

El actual concejal y empresario turístico fue elegido de manera unánime por la asamblea de afiliados realizada el último jueves en la sede partidaria.

 

Ante la asistencia de más de 50 afiliados se definió finalmente quién será el candidato a intendente del Partido Vecinal de Rada Tilly para las próximas elecciones del 30 de julio. Por voto unánime se eligió a Bruno English, actual concejal y presidente del Partido.

 

English tiene 48 años, está casado desde hace 18 y tiene dos hijos. Además de ser empresario hotelero y turístico, es propietario de una consultora que hace más de 20 años se dedica a asesorar a destinos turísticos de Argentina y el exterior en marketing y comunicación.

 

Es considerado un “radatilense’’, ya que vive en la ciudad desde los tres años. Asistió al Jardín 407, hizo la Primaria en la Escuela Provincial Nº12 y la Secundaria en la Escuela Nº718. Luego partió rumbo a Buenos Aires, donde cursó la carrera de Abogacía, y a los 26 años fundó su empresa, que dirige hasta el día de hoy.

 

En la asamblea, English se dirigió a los afiliados y manifestó que “es un orgullo enorme ser candidato a intendente en mi ciudad por este Partido Vecinal. Somos la única opción 100% radatilense; acá no hay grandes aparatos políticos detrás, dedocracia ni grieta. Lo único que nos convoca es la vocación que tenemos por mejorar el lugar en el que vivimos’’.

 

Y agregó: “Rada Tilly ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, pero este crecimiento no ha venido acompañado de inversiones desde el Estado Municipal. En materia de servicios públicos, pagamos los impuestos más caros de la región y tenemos los ingresos per cápita más altos, pero no contamos con maquinaria acorde para el mantenimiento de las calles y de nuestra playa, como así tampoco infraestructura deportiva ni edilicia municipal coincidentes con una ciudad pujante y moderna como la nuestra”.

 

“En muchos aspectos nos hemos quedado en el tiempo, sobre todo en la planificación de la ciudad. Aún contamos con el mismo Plan de Desarrollo Urbanístico del año 98 que consideramos que, al igual que el Código de Edificación, deben ser actualizados. Al recorrer la ciudad uno puede ver que donde antes había una casa en la que habitaba una sola familia, ahora hay un edificio con al menos 10 departamentos o más que dispone de la misma red de servicios. Queremos que la ciudad crezca, pero con planificación y desarrollo’’, insistió English.

 

Mucho se habla de que la política debe trabajar para la gente, para mejorar su calidad de vida, pero en los últimos tiempos estos esfuerzos quedan en simples posturas o discusiones teóricas que no se cristalizan en la práctica. En este contexto, el vecinalismo toma fuerza apoyado en sus bases: “Éste es un espacio plural y no se construye desde un despacho sino cerca de los vecinos; la agenda y las necesidades surgen de la gente y no sólo se alienta su participación, sino que se tienen en cuenta todas las posturas y todos los aportes para armar los proyectos y las políticas que solucionen los problemas que ellos mismos plantean como prioritarios”, destacó el candidato a intendente.

 

“Acá no se trata de preguntarle al vecino cuál es su ideología, si su pensamiento es de derecha o de izquierda… El vecinalismo está más allá de eso: es un espacio político muy democrático, ideológicamente transversal, y por eso puede permitirse el diálogo y el debate desde distintas líneas de pensamiento, sin descalificar ninguna. Todos los aportes son válidos y tomados en cuenta para buscar esa alternativa que mejore la vida de la gente”, enfatizó el concejal y resumió: “El único lineamiento del vecinalismo es mejorar la vida de sus vecinos. Su representatividad radica en su cercanía con la gente, su apertura y su pluralidad de voces y actores”.

 

La gestión diaria, el trabajo junto a los vecinos y esa pluralidad de voces consolidan al Partido Vecinal como modelo de gestión y gobierno de cara al 2023.

 

Los problemas cotidianos y urgentes de la comunidad muchas veces son desoídos por los partidos tradicionales y encuentran eco en el Partido Vecinal, que abre el juego a múltiples sectores para la búsqueda de soluciones.

 

Allí no hay “grietas”, fanatismos o ninguneos. Lo que algunos podrían tachar de falta de ideología es en realidad una interpretación de la democracia de la forma más pura, respetando de las ideas diferentes, las críticas constructivas y las propuestas concretas en búsqueda de consenso.

 

En una sociedad cansada de posturas radicalizadas, de grietas estériles, de caminos que se andan y desandan cada cuatro años -o siguiendo el turno electoral-, el vecinalismo propone tolerancia y transversalidad para resolver cuestiones cercanas; una alternativa que no solo prioriza la voz del vecino, sino que alienta su participación para concretar las soluciones que necesita y espera desde hace tiempo.