Presión, negocios y medias verdades: los beneficios de la minería representarían solo el 4% de las regalías petroleras

Por Marcelo García (Exclusivo/EES). Los sectores promineros presionan para que se habilite la extracción en Chubut por encima de la legislación vigente que la prohíbe. Un análisis económico de los supuestos beneficios que dejaría la minería demuestra que no resultarían relevantes para Chubut aunque se cumpliera con todos los estándares ambientales. Por el promocionado Proyecto Navidad […]

  • Publicado el martes 17 de julio de 2018 en Opinión

Por Marcelo García (Exclusivo/EES).

Los sectores promineros presionan para que se habilite la extracción en Chubut por encima de la legislación vigente que la prohíbe. Un análisis económico de los supuestos beneficios que dejaría la minería demuestra que no resultarían relevantes para Chubut aunque se cumpliera con todos los estándares ambientales.

Por el promocionado Proyecto Navidad al Estado provincial le quedarían menos de 13 millones de dólares anuales, que equivalen solamente al 4% de las regalías petroleras que cobró en 2017. El gobierno nacional recaudaría 41 millones de dólares por año.

Empresarios, intendentes y sindicalistas presionan para que se habilite la minería en la Meseta de Chubut, todos impulsados por el férreo posicionamiento prominero que impulsa el Gobierno nacional de Mauricio Macri.

En la vereda de enfrente se ubican los integrantes del No a la Mina y múltiples movimientos sociales que rechazan la actividad minera y anteponen la existencia de una ley provincial que inhabilita la extracción a cielo abierto y con cianuro.

En medio de un panorama de recesión, estancamiento productivo e inflación a nivel nacional, la crisis económica provincial se ha convertido en uno de los argumentos principales de los lobbystas para insistir en la necesidad de habilitar la minería. En sus ramos discursivos poco rigurosos esgrimen argumentos floridos y describen escenarios pletóricos de recursos para el futuro, y sostienen esencialmente que se generarán ingresos para resolver los problemas de las debilitadas arcas estatales de Chubut.

El detallado análisis de las perspectivas económicas con que se presentó en Telsen el ex ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren muestra con claridad que los beneficios para el Estado chubutense resultarán bastante escasos, que no conseguirán resolver los serios problemas financieros y que en verdad más de la mitad de los ingresos que genere la minería terminarán siendo embolsados por la Administración nacional hoy en manos de Cambiemos.

Números magros

Las regalías mineras proyectadas en promedio, junto al fondo de infraestructura, representarían para Chubut una cifra cercana a los 13 millones de dólares anuales. Esa cantidad constituye apenas el 4% de los 313 millones de dólares que el Gobierno provincial cobró el año pasado por regalías petroleras.

En función de la magnitud de la crisis económica provincial y del enorme déficit acumulado solamente cubriría menos del 2% del déficit primario fiscal generado como desequilibrio financiero chubutense durante 2017, el que ascendió a los 694 millones de dólares.

En su visita a Chubut durante el mes de febrero Aranguren expuso con la asistencia de un didáctico power point y explicó los beneficios económicos que generaría la explotación minera en Chubut del Proyecto Navidad que impulsa Pan American Silver.

Allí detalló que sobre un promedio anual de 54 millones de dólares que podría recaudar el Estado, 12,8 millones serían recaudados por Chubut y los 41,2 millones restantes ingresarían a las arcas nacionales.

En función de los propios datos difundidos por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación a Chubut le correspondería cobra de manera directa dos rubros tributarios, el de la regalías mineras que alcanza el 3% del valor de la producción y el 1,5% vinculado al Fondo de Desarrollo Productivo e Infraestructura. Mientras tanto el Gobierno nacional percibiría el 35% correspondiente al Impuesto a las Ganancias.

A partir de dichos tributos, Chubut cobraría a lo largo de los 17 años en que se desarrollaría el Proyecto Navidad en la explotación de plata, un promedio de 8,5 millones de dólares anuales por regalías mineras y otros 4,3 millones correspondientes al fondo. Nación cobraría 41,2 millones de dólares en Ganancias de promedio anual.

El Estado nacional dejaría de cobrar Impuesto a las Ganancias en los primeros tres años del emprendimiento, como un beneficio al montaje de la infraestructura necesaria de la explotación aurífera; en tanto que el último año del proyecto tampoco pagaría dicho tributo nacional.

Chubut cobraría de manera variable y fluctuante a lo largo de los 17 años del emprendimiento aurífero un total de 217 millones de dólares, de los cuales 144,1 millones ingresarían por regalías y los 72,9 millones de dólares se vincularían al fondo en cuestión.

Nación percibiría por fuera de los años de gracia un total de 700,9 millones de dólares a lo largo de todo el proceso de montaje y producción por el concepto de Impuesto a las Ganancias.

Desde el ministerio que ahora conduce Javier Iguacel se aseguró que en toda la vida útil del Proyecto Navidad los impuestos percibidos por el Estado alcanzarían a 399 millones de dólares, que representarían un 24% de total de lo generado; mientras que el sector laboral y los proveedores nacionales se beneficiarían con un flujo de fondos que rondaría los 1.030 millones de dólares en los años de desarrollo productivo, significarían el 62%; y que a la compañía minera le quedarían ganancias por 238 millones de dólares que se traducirían en el 14%.