Luque y Macharashvili recorrieron obras fundamentales para Km 3

Este lunes el intendente -en licencia de sus funciones- Juan Pablo Luque, junto al viceintendente a cargo del Municipio, Othar Macharashvili, y parte del gabinete municipal, recorrieron las obras en ejecución del Parque de la Ciudad y el muro de contención costero frente a Hospital Alvear, obra provincial que se reactivó y que es crucial para la seguridad del sector.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Del recorrido también participaron el secretario de Gobierno, Maximiliano Sampaoli; de obras Públicas, Maximiliano López; funcionarios del gabinete y vecinalistas del barrio General Mosconi.

Al respecto, Luque expuso que “recorrimos la obra del Parque de la ciudad en el ingreso al barrio General Mosconi, una obra que para nosotros es fundamental terminar la primera etapa antes de fin de año. Tiene una inversión de más de 120 millones de pesos en un lugar emblemático por la historia que tiene nuestro barrio General Mosconi. Viene muy bien y en poco tiempo a este parque lo van a poder disfrutar todos los comodorenses”.

“El Parque de la Ciudad, nos va a permitir tener ese espacio público que los comodorenses siempre reclamamos. Luego de la gestión de Marcelo Guinle -cuando era senador nacional- y junto a Juan Mario Pais, nos ayudaron mucho para conseguir estas tierras que eran del Ejército y así, poder licitar el gran Parque de la Ciudad que en octubre aproximadamente estará inaugurada la primera etapa”, exclamó.

El mandatario local, recordó que la intención de este esquema es unir los paseos costeros y peatonales desde la zona de Arroyo La Mata hasta el barrio Restinga Alí, que es gran parte de la ciudad. “Todo este trabajo que estamos haciendo al mismo tiempo en el camino Ara San Juan con bicisendas y paseos peatonales para tener más posibilidades de disfrute y de transitabilidad, además de trabajar fuertemente para reducir el tráfico que tenemos en la ruta nacional N° 3 que es un desastre por la falta de planificación estratégica de los últimos 30 años”.

Asimismo –agregó- “necesitamos obras que nos permitan estar acorde al crecimiento de una ciudad como la nuestra. Reconocemos que hay temas que faltan solucionar todavía y estamos buscando alternativas de desarrollo. Nos perdimos la oportunidad hace muchos años de tener la obra del viaducto que nos hubiera permitido tener una comunicación distinta a la que actualmente tiene Comodoro. Hoy estamos buscando soluciones para dejarle una mejor ciudad a los comodorenses”.

En este sentido, el secretario de Obras Públicas e Infraestructura, Maximiliano López expuso que “la obra va a un buen ritmo, ya se hizo el movimiento de suelo, más de cuatro mil metros cubico de suelo a recambiar y a rellenar, estamos haciendo veredas, tanto las que van por el borde de la Avenida Libertador, una calle interna que va a tener un uso recreativo con vegetación, maceteros, juegos para básquet, su mesa de ajedrez, aeróbicos”.

“La obra se encuentra en un 20% de avance y se espera terminar en octubre, si se puede un poco antes dependiendo del clima. El municipio gestionó desde el primer día para que provincia retome la obra del muro del Alvear, la cual estaba paralizada pero ya se pueden observar los camiones con piedra caliza a 80 km que van llegando para hacer el enrocado y la protección costera de la zona del nosocomio, más una bicisenda y un paseo previsto para seguir poniendo a Comodoro de cara al mar. Era importante que reinicie esta obra, me pone muy contento porque recorrimos los avances”, mencionó el secretario.

“Gestionamos la reactivación de esta obra y necesitamos que se termine”

Por otro lado, el recorrido continuó por la obra provincia del muro de contención marítima en la zona del hospital Alvear, que estaba paralizada y se reactivó. “Es una obra que lleva más de diez años desde su inicio y si no avanzaba corríamos el riesgo de que la calle tenga problemas por socavación del mar, pero la misma nos va a permitir conservar las calles, la estructura de un hospital fundamental para la ciudad de Comodoro, y continuar con el paseo costero de esa zona, una obra de ingeniería muy importante y buena para la ciudad”, explicó.

Luque indicó que “esta es la respuesta que le damos a la gente que vive hace tantos años aquí. Muchos reclamaron permanentemente esto y es nuestra responsabilidad dejarles una obra en condiciones, que brinde protección”

“Reclamamos esta obra que tiene que ver con la gestión provincial con financiamiento nacional con la colaboración del senador Carlos Linares. Hoy el mar se llevó el quincho histórico del Chalet Huergo, y hay que contener la playa de tanques, lo mismo estamos haciendo en el camino Ara San Juan, ejecutando el muro de contención porque cumplimos con los compromisos que le planteamos a la comunidad”, insistió Juan Pablo Luque.

En concordancia con el intendente, el viceintendente, Othar Macharashvili recordó que “esta obra se retomó este año, después de estar parada mucho tiempo desde la gestión anterior con fondos nacionales y hoy vinimos con los vecinos y la vecinalista para ver el ritmo de obra del muro de contención, el cual es muy importante”.

“Estamos muy contentos porque esta obra no se debe volver a parar, el objetivo es resguardar hasta cien metros del Club Náutico con una buena protección sobre las calles. El paseo costero que va a unir desde zona sur hasta zona norte, fue un compromiso y aunque no lleguen los fondos de re determinaciones, la empresa la tomo como una obra icono para ella, y así evitar que el mar no nos rompa el estacionamiento del Hospital Alvear, cumpliendo con la palabra empeñada”, acotó Macharashvili.

Características de la obra

Por su parte el jefe de obra, Fernando Rojel explicó que es “un muro de contención que tiene 580 metros de largo, tanto muro de hormigón como de enrocado. Hay dos tipos de rocas en tamaño hasta setecientos kilos y otra con una coraza de un pie que va de cuatro mil a seis mil kilos”.

En esta misma línea –continuó- “a eso hay que ir armándolo, cuidándolo que no se escapen las rocas más chicas, ya que siempre se va a ver la roca más grande que es la que disipa el golpe de la ola. Si ponemos solo el muro de hormigón, la ola tiende a duplicar y pasa el agua por arriba, en cambio con un enrocado disipamos y hacemos que directamente el oleaje llegue con la menor energía posible”.

“Debemos resguardar al hospital que es tan importante y contiene tanta historia, si esto sigue avanzando, el mar puede provocar hechos complicados porque puede cortar las calles”, comentó el profesional.