Los escándalosos detalles del “amor contrariado” de la azafata detenida por amenaza de bomba

Mercedes Ninci reveló detalles sobre la historia detrás de la azafata de Aerolíneas Argentinas detenida por una amenaza de bomba.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

En “Alguien tiene que decirlo”, Eduardo Feinmann conversó con Mercedes Ninci, quien estuvo en los Tribunales de Lomas de Zamora aguardando la llegada de Daniela Carbone, la azafata detenida por haber realizada una falsa amenaza de bomba.

Daniela Carbone fue detenida este lunes luego de aterrizar con uno de los vuelos de Aerolíneas Argentinas. La Justicia determinó que la azafata había sido la persona que el pasado 21 de mayo llamó a uno de los teléfonos del aeropuerto para anunciar que un avión que se dirigía a Miami tenía tres bombas listas para explotar.

La azafata, que deberá prestar declaración este martes, está acusada de los delitos de “intimidación pública y entorpecimiento de los servicios públicos (art. 211 y 194 del Código Penal, respectivamente)”.

Según reveló Mercedes Ninci, la amenaza surgió a raíz de “un amor contrariado” y explicó que “Daniela Carbone salió mucho tiempo con Patricio, alias Picho. Parece que Picho es un galanazo que la rompe y es azafato. Picho está en la tripulación y llevaba a una chica nueva en la cabina. Una amiga de Carbone le hizo una foto y se la mandó, haciendo que Daniela estalle en cólera”.

La cronista también aseguró que habría una segunda hipótesis que indicaría que Carbone “tendría una disputa comercial porque cuando eran pareja (con Picho) eran bagalleros”. “Habrían tenido un negocio de piedras preciosas y ella habría pensado que él se quedaba con el negocio”, indicó Ninci antes de asegurar que la amenaza telefónica se habría utilizado “no sólo por el amor contrariado, sino para que le revisaran el equipaje, porque las piedras irían de Argentina a Estados Unidos”.

Mercedes Ninci reveló detalles sobre la historia detrás de la azafata de Aerolíneas Argentinas detenida por una amenaza de bomba.

El llamado de la azafata y la amenaza de bomba

El vuelo AR1304 debía despegar a las 07.35 del 21 de mayo, pero minutos antes de que la torre de control le dé la autorización para salir a la pista, los pasajeros fueron informados sobre una amenaza de bomba y debieron aguardar dentro del avión por la llegada de las Fuerzas de Seguridad.

Decile al capitancito que le pusimos tres bombas en el Miami. Que se deje de joder con la política y chequee el avión porque van a volar en mil pedazos”, indicaba el audio que recibieron y que motivó a una rápida intervención de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que activó los protocolos de seguridad.