Ley Ómnibus: los graves peligros del sistema de licitación en la pesca

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Desde Fundación Misión Atlántico alertaron –mediante gacetilla- los peligros que observan ante la nueva ley, señalado que la asignación de cuotas mediante licitaciones al mejor postor, propuesta por el Poder Ejecutivo Nacional mediante art. 214 de la “ley de bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos”, para la pesca se opone a un enfoque sostenible en la gestión pesquera y perjudica gravemente los intereses argentinos y la sostenibilidad de la actividad.

La entidad advierte que a pesar de las manifestaciones públicas realizadas por diferentes autoridades políticas no se ha modificado el régimen de licitación propuesto por el Poder Ejecutivo Nacional mediante la denomina “ley ómnibus”, que en el día de hoy obtuvo dictamen favorable de mayoría de la Cámara de Diputados de la Nación.

Para la organización denunciante, la propuesta del gobierno resulta altamente regresiva y tiene entre otras graves consecuencias, las siguientes:

– Fomenta la concentración económica, provocando despidos y desempleo. Por ejemplo, 10 barcos factorías, empleando a 300 personas en total, podrían capturar las 300,000 toneladas permitidas de merluza, desplazando a miles de empleos en más de 150 barcos fresqueros y congeladores y en las plantas de fileteado.

– La entrada de nuevos poseedores de cuotas o su concentración garantiza la sobreexplotación y afecta irreversiblemente nuestro mar y su biodiversidad.

– Producirá una reducción de la recaudación.  Ya que los mayores ingresos obtenidos por la subasta de cuotas no compensarán las pérdidas en concepto de DEX, impuestos, cargas sociales, cánones de extracción y otros tributos que conlleva el sistema actual.

– Ocasionará primarización y disminución de las exportaciones. Al no haber incentivos para el valor agregado en el país, llevando a los nuevos poseedores de cuotas a optar por exportar productos primarios.

– Se reemplaza un sistema “meritocrático”, por una simple oferta económica. El sistema actual, previsto en el artículo 27 de la Ley Federal de Pesca, considera empleo, inversiones, mayor procesamiento, historial y ausencia de infracciones; en cambio, el nuevo solo tiene como parámetro la cantidad de dinero ofrecido.

– Afecta la industria naval nacional. El solo anuncio del proyecto ha generado un escenario de incertidumbre que afecta gravemente a la industria naval, provocando la caída de contratos y paralizando la construcción de embarcaciones.

– Se vulnera la soberanía argentina sobre la Zona Económica Exclusiva. Dejandola a merced de intereses extranjeros y privados.

– Atenta contra la construcción de capacidades científico-técnicas nacionales.

– Pone en peligro la sostenibilidad de las pesquerías y la preservación de los ecosistemas. Favoreciendo un modelo extractivista altamente predatorio y desinteresado en el cuidado de nuestros bienes comunes ambientales.

– Afecta los intereses provinciales y las economías de aquellas comunidades costeras que ejercen la pesca artesanal de manera tradicional.

– Atenta contra la soberanía alimentaria. La ausencia de regulaciones y la consagración de criterios exclusivamente mercantilistas propiciará el aumento de precios y la colocación de la totalidad de lo producido en mercados externos.

 

En resumen, señalan desde la Fundación, coincidimos en la necesidad de actualizar la legislación pesquera, pero abogamos por la construcción de amplios consensos, con la sostenibilidad como eje central. Advertimos que, de aceptarse las modificaciones propuestas por el Poder Ejecutivo Nacional, se consagrará un modelo absolutamente predatorio e insostenible que ocasionará un aun mayor deterioro de nuestro mar.

Por ello, desde Misión Atlántico, solicitamos a nuestros legisladores a actuar en defensa de los intereses nacionales y de nuestro mar.

 

Fundación Misión Atlántico

 

Misión Atlántico es un grupo de personas que aman el mar y  asumen, desde la Patagonia Argentina, la misión de protegerlo.

La Misión tiene por objeto principal la protección de la biodiversidad marina y terrestre, mediante la promoción de la conservación de todos los hábitats naturales de la República Argentina; la educación ambiental, el desarrollo de estudios científicos y de divulgación pública; las economías regenerativas; y el bienestar de las comunidades locales; el proteger la biodiversidad en todas sus formas, mitigar el cambio climático y prevenir la contaminación de la tierra, el océano y el aire.

 

Líneas de acción:

-Políticas Públicas y Propuestas Normativas. Participando en el diseño, implementación, monitoreo y evaluación políticas públicas destinadas al cuidado de nuestro mar y de nuestras costas. Además, junto a un grupo de especialistas, impulsan la sanción y promulgación de leyes ambientales que garanticen la adecuada protección de nuestro mar.

-Educación ambiental y Encuentros por el océano: Brindan charlas en escuelas, clubes, universidades y otros espacios educativos, que permitan discutir, debatir y poner en agenda las amenazas que enfrenta nuestro océano.

-Congresos: Realizan anualmente, entre otros eventos, el Congreso Misión Atlántico y el festival del Atlántico.

-Investigación e Informes: Investigan y dan a conocer las principales problemáticas causadas por la industria de la pesca de arrastre en Argentina que impacta sobre nuestro gran ecosistema marino.

-Comunicación, activismo y alianzas: A través de campañas masivas de comunicación, acciones activistas y alianzas con actores claves, visibilizan y denuncian la amenaza de la pesca de arrastre y todos los impactos ambientales, sociales y económicos que se derivan de ella.

-Valor local: Realizan diagnósticos, diseñan y promueven planes y acciones destinadas a generar valor local en nuestras comunidades costeras mediante el acompañamiento en el desarrollo del turismo y la producción de bienes y servicios ambiental, social y económicamente sostenibles.