Las tres opciones que maneja Boca para deshacerse de Sebastián Villa

El delantero fue declarado culpable y la dirigencia del Xeneize tiene tres escenarios para desvincularse del jugador.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Sebastián Villa fue encontrado culpable en el juicio por violencia de género que se le inició a partir de la denuncia que había hecho en 2020 su ex pareja, Daniela Cortes. Dos años y un mes fue la condena que recibió el futbolista, que por el momento no irá a prisión -por ser una pena excarcelable-, aunque su carrera tiene un futuro incierto.

Tras la sentencia, Boca confirmó que no seguirá contando con el delantero colombiano, que inmediatamente regresó a su país natal y no hay novedades sobre su futuro deportivo.

El Xeneize deberá tomar una decisión para, por fin, ponerle punto final al vínculo que tiene Villa con la institución.

Augusto César, periodista de ESPN, adelantó los tres posibles desenlaces del jugador colombiano en cuanto a lo deportivo, luego de ser apartado del plantel profesional que dirige Jorge Almirón.

Las tres opciones que tiene Boca para deshacerse de Villa

1. Esperar una oferta por él

Tal como sucedió en distintos mercados de pases del pasado, el Xeneize podría recibir propuestas económicas desde el exterior por el delantero. Su situación judicial podría influir en la falta de interesados, por lo que Boca estaría dispuesto a bajar sus pretensiones a la hora de firmar una transferencia por un monto menor a lo que solicitaba anteriormente.

2. Que juegue en Deportes Tolima

El hecho de que Tolima sea dueño del 30% de su ficha le abre la posibilidad a Sebastián Villa de retornar al club donde se mostró ante el mundo del fútbol. La estadía del jugador allí se prolongaría durante todo el período restante de su contrato con Boca, es decir, hasta diciembre de 2024.

3. Rescisión de mutuo acuerdo

Quizás, esta sea la opción que más caro le salga a Boca. Villa es uno de los mejores pagos del plantel del Xeneize y, para cesar el vínculo, debe haber interés de todas las partes y predisposición de Boca a abonarle lo que resta de contrato (diciembre 2024). Podría ser el escenario menos viable.

El panorama no es alentador para que Boca cumpla el objetivo de deshacerse del futbolista, pero lo intentará por distintas vías en la previa al inicio del mercado de pases en la Liga Profesional. De lo contrario, deberá cargar con su vínculo hasta diciembre próximo.