La ANMAT prohibió unas tapas para empanadas y un aceite de girasol

También desde la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica restringieron la fabricación y comercialización de berenjenas, aceitunas, ajíes y una sal del himalaya. En todos los casos, carecían de los registros sanitarios correspondientes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió este lunes la elaboración, fraccionamiento y comercialización en todo el país de una serie de productos alimenticios, como tapas de empanadas, aceite de girasol, sal del himalaya y berenjenas, aceitunas y ajíes por carecer de los registros necesarios, todos de empresas fabricantes distintas.

La Anmat prohibió una marca de aceite de oliva

Según las disposiciones 422, 423, 424 y 431, publicadas en el Boletín Oficial con la firma del titular del organismo, Manuel Limeres, en todos los casos los productos no podían ser identificados de forma fehaciente y, por lo tanto, no podía “garantizarse su trazabilidad sus condiciones de elaboración, su calidad con adecuados niveles de control bajo las condiciones establecidas por la normativa vigente y su inocuidad”.

Aceite de girasol

La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAI) encontró un aceite de girasol que no cumplía con la normativa vigente y se distribuía a través de al menos siete marcas distintas. Al hallazgo se llegó producto de un reclamo radicado por un particular, respecto al producto “Aceite de girasol” marca “Gourmet”.

Las marcas “Goumet”, “El Favorito”, “Don José”, “Holistic”, “King”, “Kratz” y “Goye”, producidas por el mismo fabricante, en tanto, quedaron inhabilitadas para su elaboración y comercialización en todo el territorio nacional.

Al notar que los registros estaban vencidos en el producto denunciado, la ASSAI consultó a la firma titular del registro, que había cerrado la planta, con cese de actividades y posterior venta.

El organismo emitió una alerta y la Municipalidad de Pehuajó identificó a la empresa “Molino Río Tala SA” de la localidad de La Matanza como distribuidor del bien, donde se realizó una auditoría. Allí se verificó la existencia de dos galpones en funcionamiento volcado al procesamiento de aceite terminado y se encontraron al menos 15 marcas distintas, de las cuales casi la mitad fue prohibida.

Tapas de empanadas

A partir del reclamo de otro consumidor, la Anmat también encontró que el producto “Tapas para empanadas, criolla freír”, de marca “Sol Dorado”, y elaborado y distribuido por El Sol Dorado, se vendía en línea a pesar de estar falsamente rotulado y carecer de registros sanitarios.

Por eso el organismo prohibió el alimento ilegal en cualquier presentación, lote y fecha de vencimiento.

Berenjenas, aceitunas y ajíes

La Anmat también prohibió una serie de productos producidos bajo la marca Morando Alimentos y fraccionados y distribuidos por Olivos del Sur Alimentos S.R.L, ubicada en el municipio de Merlo. Según pudo constatar la Agencia, se trataba de “Berenjenas en aceite”; “Aceitunas verdes”, “Aceitunas verdes rellenas” y “Ajíes en vinagre de alcohol”.

Todos ellos carecían de identificación y, por lo tanto, se realizó una auditoría en la empresa distribuidora, que se encontraba en “pleno funcionamiento” en el rubro de “fraccionamiento y venta al por mayor de productos artesanales”. Allí se tomaron muestras de las distintas variedades de conservas y se determinó que no estaban atadas a la normativa vigente.

Sal del himalaya

Por otra notificación de la ASSAI, se definió la ilegalidad del producto “Sal del Himalaya, grano fino, Producto de Pakistán, Envasado”, que tampoco contaba con los registros sanitarios del establecimiento ni del bien en sí mismo.

Además, su denominación de venta no se encontraba contemplada en el Código Alimentario Argentino (CAA), y en su envoltorio contenía leyendas y expresiones con supuestos efectos y propiedades terapéuticas –como por ejemplo, que combatía la retención de líquidos, reducía la presión arterial alta o mejoraba la salud vascular– que inducían al engaño.