Gracias a Netflix encontraron una niña desaparecida desde 2017

La Policía pudo hallarla con el aviso de una persona que la reconoció de la serie documental "Unsolved Mysteries".
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La pequeña Kayla Unbehaun fue encontrada en Asheville, Carolina del Norte, luego de seis años de la desesperada búsqueda de sus familiares, que incluyeron su caso en un episodio de la serie de Netflix “Misterios sin resolver” sobre secuestros parentales.

Kayla tenía 9 años cuando fue secuestrada por su madre en 2017 en el suburbio de Chicago South Elgin, Illinois, luego de que su padre ganara la custodia completa de la niña. Según informó la prensa local, la mujer se la llevó a un viaje de campamento y no regresó a su hogar.

La Policía de Asheville confirmó este martes que Kayla, de 15 años, ahora pudo reencontrarse con su padre y que su madre fue detenida, publica Infobae. 

“Pedimos privacidad mientras nos conocemos de nuevo y navegamos por este nuevo comienzo”, declaró el hombre en Illinois a través de un comunicado del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados de EEUU. “También quiero dar las gracias a todos los seguidores de la página de Facebook ‘Bring Kayla Home’, que ayudaron a mantener viva su historia y fueron fundamentales en la difusión de la búsqueda”, dijo.

La reconstrucción de los hechos señala que Kayla fue vista el sábado por la noche en una tienda de Asheville -a más de 960 kilómetros de distancia de su ciudad natal- por alguien que la reconoció de la serie de Netflix y esa persona avisó a un empleado del comercio que llamó rápidamente a la Policía.

La madre fue detenida ese mismo sábado, se le impuso una fianza de USD 250.000 y fue puesta en libertad este martes por la mañana, según reportó la cadena CNN. Deberá comparecer ante un tribunal el próximo 11 de julio pero todavía no se especificaron los cargos. En 2017 se había emitido una orden de arresto en su contra por el delito grave de secuestro.

“Estoy muy contento de que Kayla esté en casa a salvo. Quiero dar las gracias al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados y a todas las fuerzas del orden que ayudaron en su caso”, concluyó el padre de la menor.