En Vaca Muerta hubo un fuerte aumento de la producción no convencional de petróleo y gas; ahora recortarían los subsidios

Entre enero y mayo pasado la extracción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta aumentó 27% en el caso del petróleo y 20% en el gas. Parte de ese impulso se vincula al subsidio estatal al gas que podría eliminarse por el ajuste acordado con el FMI. La producción de no convencionales comienza a dar […]

  • Publicado el miércoles 15 de agosto de 2018 en Opinión

Entre enero y mayo pasado la extracción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta aumentó 27% en el caso del petróleo y 20% en el gas. Parte de ese impulso se vincula al subsidio estatal al gas que podría eliminarse por el ajuste acordado con el FMI.

La producción de no convencionales comienza a dar los frutos deseados por las operadoras que invierten en la Cuenca Neuquina y empieza a hacer realidad las aspiraciones del presidente Mauricio Macri sobre la explotación de Vaca Muerta.

Mientras los niveles de producción de hidrocarburos en general tuvieron variaciones alcistas de menor cuantía, los vinculados a los no convencionales se comienzan a transformar en la vedette de la industria petrolera nacional con fuertes subas que ayudan a sostener los planes gubernamentales y empresariales para exportar y sostener los consumos del mercado interno; aunque en el caso del gas el país todavía sigue dependiendo de las importaciones.

Durante el pasado mes de mayo, según la información publicada por el Instituto Argentino de Energía General Mosconi en base a los datos del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, la producción de petróleo no convencional aumentó 38,5% respecto del mismo mes del año anterior; mientras que la producción del gas no convencional subió 31,5% de manera interanual.

A lo largo de los primeros cinco meses del año la producción de crudo no convencional aumentó 27,4% respecto del mismo período de 2017; en tanto que la extracción de gas no convencional tuvo un incremento del 20,2% durante el período mencionado.

Al interior de los no convencionales, la producción acumulada en los últimos doce meses de Shale oil creció 24,6% y la de Tight oil aumentó 42,8%; mientras que dentro de la producción acumulada en los últimos doce meses el Shale gas creció 84,5% y la del Tight gas el 7,4%.

 

¿Seguirá la suba aunque peligre el subsidio?

 

Estos muy buenos resultados productivos de los hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta tuvieron una estrecha relación con el plan de inversiones de las petroleras en la Cuenca Neuquina pero también con los subsidios gasíferos del Gobierno nacional que encabeza Mauricio Macri.

Frente la necesidad de aplicar el ajuste de las cuentas públicas acordado con el FMI y contemplando la posibilidad de que se eliminen los beneficios empresariales otorgados a través del Plan Gas o Gas Plus para la extracción de los no convencionales, habrá que observar detenidamente si el avance en la producción de Vaca Muerta se sostiene al mismo ritmo de crecimiento durante la segunda mitad del año.

Hasta julio pasado había veinte proyectos de gas no convencional contemplados por el ex ministro Juan José Aranguren para ser subsidiados, y en contrapartida se preveían inversiones por 7.400 millones de dólares entre 2018 y 2021. Desde el sector empresarial aseguraron que si no se habilitan las 13 iniciativas que aún estaban en evaluación o en stand by se perderían o se dilatarían inversiones por 3.800 millones de dólares.

El subsidio estatal a las petroleras en Vaca Muerta -que paga 3 dólares promedio por millón de BTU para que las compañías perciban 7,5 dólares por el gas en boca de pozo-, ha sido otorgado en siete proyectos gasíferos.

Los beneficiados son: YPF en los yacimientos Estación Fernández Oro (shale) y La Ribera I y II (shale); Rincón de la Ceniza y Aguada Pichana Este de Total Austral (shale y tight); Aguada Pichana Oeste de PAE (shale); Fortín de Piedra de Tecpetrol (shale); y Campo de Indio Este de CGC (tight).

Quedan pendientes de aprobación trece proyectos que pertenecen a: YPF (siete), Capex (dos), Pluspetrol (dos), Tecpetrol (uno) y otro a Pampa Energía.