El Hospital Regional sumó una puericultora para colaborar con las mamás al momento de amamantar

Jazmín Leonori es una de las pocas puericultoras que existen en la zona, su labor es una de los más importantes para las mujeres cuando se convierten en madres, porque las acompaña cuando tienen que amamantar a sus bebés. “A veces las mamás ya tuvieron hijos anteriormente, pero el tiempo pasa y es como empezar de cero, en ese momento estamos las puericultoras, para chequear que los bebés tengan una buena prendida” expresó la joven puericultora del Regional.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Si bien, en distintas oportunidades las mamás deciden alimentar a los bebés con leche de fórmula, en la actualidad existen muchas técnicas y herramientas para fortalecer la lactancia y que sea un proceso positivo. Además, es importante resaltar que la lactancia materna trae beneficios para el bebé, la familia, la economía del hogar, la sociedad y para el medioambiente, por eso amamantar tiene que ser la primera opción.

A menudo las madres optan darle leche de fórmula a los bebés si no se prenden al pecho, pero hay que insistir con la teta, e intentar trabajar hasta lograr una lactancia exitosa describe Leonori. “Lo que más noto es la angustia por no poder amamantar. Cuesta, pero yo noto que dentro del año que llevo trabajando en el Hospital son pocos los casos donde el bebé no prende a pesar de intentar todo… hoy hay muchas formas como que se pueden sacar la leche materna y darle en mamadera su propio alimento. Es una angustia tremenda para las mamás, yo veo cómo les pesa tener que darle una mamadera a sus hijos con leche de fórmula” comenta la puericultora y es en esos momentos cuando trabaja con las familias.

Los problemas más frecuentes que observa en el consultorio son las grietas de pezón que se debe a un incorrecto acople del bebé en la primera hora de vida. “Si en esa primera hora de vida, se establece el contacto pero con un mal acople, mal agarre, es posible que después la vea en el consultorio, por eso ser una puericultora es estar en ese momento, cuando el niño ingresa al sistema de salud o neonatología y a veces las mamás tienen muchas dudas” describió la especialista.

Tanto en el área neonatología o durante las 48 hs que el niño pasa en el Hospital pos nacimiento, Leonori supervisa la prendida e insiste en que comiencen a tomar teta, con el fin de colaborar en la salud del bebé y darle tranquilidad a la mamá en ese primer contacto de la mamá. Si bien, Leonori pertenece al servicio de Neonatología donde todo el equipo prioriza la lactancia materna, siempre se les recomienda a aquellas mamás que no lograron la prendida, que se acerquen al consultorio para seguir trabajando personalmente. “En la consulta muestro el tamaño del estómago al nacer que es similar al carozo de una cereza, a veces la gente piensa que el bebé tiene que tomar una mamadera de 50 mililitros, pero no es así, el bebé recién nacido, durante los primeros días con 5 a 7 mililitros de calostro se nutre, alimenta e hidrata. Las mamás me dicen que el bebé llora un montón, que no tienen leche, o sale poco, pero al enseñarles la extracción manual y ver que si tienen, y también comparar con el tamaño de su estómago, que es muy pequeño, logran comprender, confiar y relajarse” explica la puericultora.

Los recién nacidos tienen que tomar leche materna en esas primeras horas de vida para acceder al calostro, es una “vacuna de oro” –dice Leonori– y trae todo lo que el bebé necesita, no solo lo engorda, sino que lo prepara para afrontar sus primeros años de vida. “El calostro son vitaminas, proteínas, defensas y también alimentación, es la primera vacuna y dura 3 días, después en las mamas hay leche de transición” revela la puericultora.

Puericultura, una nueva carrera relacionada con la crianza

La palabra puericultura viene del latín _puer_, pueris, que significa “niño” y cultura, que se traduce como “cultivo, cuidado”. La Asociación Civil Argentina de Puericultura (ACADP) define a la puericultura como la disciplina que se ocupa de brindar apoyo y acompañamiento en lactancia y crianza a las mujeres/personas gestantes y sus familias desde el embarazo hasta el destete, capacitando al equipo de salud y compartiendo sus saberes específicos con el resto de la comunidad científica y educativa.

Si bien parece que es una profesión nueva en Europa ya se concebía el término a mitad de SXX, pero en Argentina es poco conocida. Leonori indica que como todo, la vida de las personas va cambiando “No digo que antes las mamás no hayan sufrido problemas, en cuanto a la posición, a la postura o grietas en las mamas, pero en esta época se van perdiendo las familias grandes donde se transmitían muchos mitos y se enseñaba de generación en generación. Pero cuando se crea la carrera de puericultura, se comienza a capacitar en lactancia y se estudian técnicas para desterrar muchos mitos… se llegó a la conclusión de que se necesitan puericultoras” describió.

Por eso el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia sumó a una puericultora en el servicio, para ayudar a que los niños puedan acceder a la leche materna y ayudar a las mamás a superar esos mitos. Leonori hace un seguimiento de aquellas mamás cuyos bebés no lograron prender, o tienen dificultad.

Se las cita y les informan que saquen turno para trabajar en el consultorio de forma constante. Luego del nacimiento, cuando el recién nacido junto a su mamá se va del hospital, se recomienda que durante la semana vea a la puericultora para trabajar en la prendida, después la especialista hace un seguimiento online, para ante cualquier inconveniente volver a citarlas.

Amamantar: ¿Cómo impacta la relación de la mamá con ese bebé?

Leonori indica que la relación es muy importante cuando amamanta, pero que igual se puede conectar con el bebé cuando se tiene que recurrir a la mamadera con leche materna o leche de fórmula, en casos indicados por el pediatra.

“Yo trato de marcar que la mamá no se vaya con esta idea de que la mamadera no ayuda al vínculo. Porque se puede lograr a pesar de alimentarlo con mamadera, que sea un momento de encuentro para ambos. El hecho de levantarse y hacer una mamadera, igual es un acto de amor, es distinto el vínculo, pero tampoco que den la mamadera con frialdad o dolor emocional” recomendó.

Antes de culminar Leonori dijo que es muy importante consultar prenatalmente para comenzar con tiempo antes a capacitarse e informarse. Por supuesto luego del nacimiento consultar si las mamás sienten que les duele, que les lastima, o que el bebe baja de peso. “La alimentación con leche materna prioriza la nutrición del bebé y entre tantos beneficios a futuro, uno por ejemplo es que no padecerán tanto los cólicos y que a futuro son niños que se enfermarán menos” aclaró Jazmín Leonori, puericultora del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia.

Turnos

Los turnos se dan en Unidad de Atención al Usuario UAU (ex- mesa redonda) desde las 6 a las 11 de la mañana.

 

(Fuente: Crónica)