El gremio mercantil confirmó su adhesión al paro de mañana

El Centro de Empleados de Comercio de Comodoro Rivadavia confirmó su adhesión al paro general de mañana, convocado por la CGT nacional. Habrá guardias mínimas en supermercados.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

En Comodoro Rivadavia se ha convocado a los trabajadores del comercio a sumarse a la medida, aunque se han establecido acuerdos con los grandes supermercados para sostener la atención a través de guardias mínimas. Quienes participen de la marcha se reunirán este miércoles 24 a las 11 en la sede del Centro de Empleados de Comercial para luego dirigirse al acto central.

Silva manifestó que el sector no está exento al contexto económico, ni a los cambios propuestos. “Hace un tiempo venimos viendo que todas las medidas que se toman son en contra de los trabajadores, en contra del pueblo en general, y si bien nosotros no nos caracterizamos por ser un gremio que esté permanentemente movilizándose, hoy creo que la responsabilidad que nos toca hace que tengamos que salir a la calle en defensa de los derechos laborales” dijo, y agregó que uno de los temas centrales son “los derechos de los trabajadores mercantiles jubilados y aquellos que están por jubilarse, porque hoy también tenemos la situación de trabajadores que han realizado el trámite para jubilarse y no se pueden jubilar, porque no les sale el beneficio”.

Sumado a esto, mencionó que hay preocupación por las medidas que plantean modificaciones respecto a la actividad sindical. “Se ponen muchas trabas a la parte gremial en cuanto a poder hacer asambleas para reunirse entre trabajadores y poder tomar algún tipo de medida, esto genera perjuicios como el despido con causa. Eso es solamente una muestra de todo lo que el DNU trae adentro”.

Y agregó: “En diciembre ya finalizada la contienda electoral yo decía que todos deseamos que al presidente le vaya bien, porque si le va bien al gobierno nos va bien a todos, pero uno no puede ser necio y creer que está todo bien. Seguramente hay que hacer algunos cambios, pero no todos los cambios que se quieren o se están proponiendo son los que van a llevar a la solución para el pueblo argentino”.

“Hay empleados mercantiles que todavía sostienen la posibilidad de que a este gobierno le va a ir bien. Nosotros confiamos en que el gobierno tiene que tomar nota de lo que va a pasar el miércoles”, cerró Silva.

El contexto inflacionario de diciembre ha generado mayor incertidumbre en todos los sectores, entre ellos el área comercial en donde se han atravesado semanas difíciles por la disminución de las ventas.

“La situación de diciembre no fue la mejor, las ventas no fueron las que se esperaban. Siempre ponemos como parámetro antes de la pandemia y con mejores o peores medidas nunca fueron las mismas las ventas, hubo que acostumbrarse a eso”, detalló el secretario gremial del Centro de Empleados de Comercio, Matías Silva.

Agregó que “el eslabón más relegado de la cadena sigue siendo el trabajador, porque con la inflación que venimos atravesando los precios subieron y los salarios no subieron en la misma medida”.

“La situación económica va a seguir agravándose, porque no solamente los sueldos no se incrementan, sino que al mismo tiempo las tarifas se incrementan” dijo, y sobre ello especificó que en el caso de los comerciantes, “un trabajador gastaba un 10% del sueldo en colectivo y hoy debe estar gastando entre un 25% y un 30% del sueldo simplemente para trasladarse al lugar de trabajo”.

Teniendo en cuenta el análisis de la situación, las expectativas respecto al futuro en el sector han comenzado a cargarse de algunos temores. “Si a eso le sumamos los próximos aumentos que vienen y la baja venta que hay, la verdad es que nosotros estamos preocupados por la ola de despidos que puede llegar a venir, porque si no hay venta va a ser insostenible que se pueda sostener la cantidad de fuentes de trabajo”, manifestó. Según lo detallado por el secretario gremial, actualmente en Comodoro Rivadavia hay alrededor de 15.000 trabajadores de comercio.

Además, atento al inicio de la temporada de compras escolares, Silva expresó que todo esto se acumulará hasta verse reflejado en los próximos meses. “Es un condimento bastante complejo para el mes de marzo, porque se viene la canasta escolar y porque la tolerancia del pueblo argentino ya se va agotando. A pesar de que las instituciones intermedias, como los gremios, ayudamos y sostenemos a las familias con útiles y guardapolvos, si el Estado no hace la parte que le corresponde difícilmente la paz social pueda sostenerse en un corto plazo”, mencionó.

 

(Fuente: El Patagónico)