Comodoro Rivadavia también se consolida como polo audiovisual

A partir de un convenio que el intendente Juan Pablo Luque firmó con el INCAA, en la ciudad se capacitan los primeros 12 estudiantes de la sede más austral de la ENERC.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

El municipio brindó equipamiento e incluso las primeras aulas para el grupo, y busca posicionarse como polo audiovisual sumando servicios de post producción.

En este aspecto, la gestión busca oportunidades de diversificación al ser sede académica y determinó que se planifique el desarrollo de la industria audiovisual como una nueva actividad productiva, no solo pensando en los nuevos profesionales como generadores de contenidos sino en atraer a su vez con la oferta de servicios.

Así, un nuevo eje previsto desde Comodoro Conocimiento es el “Nodo Audiovisual” a partir del cual se busca incorporar un sector de posproducción audiovisual para la provisión de servicios de edición digital de imagen y sonido, y animación.

Según se destaca desde el Ente, la industria de servicios audiovisuales en el Golfo San Jorge es un conjunto productivo altamente diversificado en cuanto a su producción y orientación al mercado. Aun así, la industria cuenta con bajos niveles de integración vertical de los servicios que utiliza debiendo apelar a unidades proveedoras.

Este es el nicho al que se apunta desde la gestión en una primera instancia, desarrollando una cadena de valor como la audiovisual en la cuenca, combinando servicios específicos, infraestructura, equipamiento y coordinación público–privada.

Además, hay que destacar que, si bien la sede local de ENERC cuenta con 12 alumnos, se prevé ampliar la matricula a 30 estudiantes, solo para esta primera carrera que dura tres años. Pensando en ampliar el perfil académico que ya tiene la ciudad a partir de la Universidad Nacional de la Patagonia y ampliando la oferta para jóvenes de otras localidades que quieran estudiar en Comodoro.

En este sentido, el intendente Juan Pablo Luque apuesta al proyecto de sede propia y campus en el barrio Astra, ampliando el dictado de las restantes carreras de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica.

Primeras gestiones del nuevo polo productivo

El primer paso de la ENERC había sido la firma de un convenio de colaboración entre el intendente Juan Pablo Luque con el INCAA para instalar en la ciudad una de las tres sedes nacionales del interior del país (además de Rosario y Mar del Plata), a través de las que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales brinda formación teórica y práctica en cinematografía.

El convenio data de enero 2022, fecha a partir de la que se generó el diseño curricular para la carrera de especialización en animación 3D y tecnologías digitales aprobado por INCAA para todas las nuevas sedes, y para abril de este año ya comenzaron a estudiar los primeros 12 inscriptos, quienes iniciaron la cursada en el edificio de Comodoro Conocimiento.

Hay que destacar que mientras la ENERC goza de las mejores reputaciones entre las escuelas de cinematografía de Latinoamérica, es de acceso gratuito, de allí que resulte clave el apoyo del municipio de Comodoro, que no solo procuró el espacio áulico, sino que, además brindó equipamiento informático de alta especificidad para alumnos de la carrera y también brinda soporte al alumnado con personal técnico.

Posicionar la región y la ciudad en la industria cinematográfica

Es importante mencionar, que la Patagonia es frecuentemente elegida como escenario de producciones cinematográficas y publicitarias, aunque para la mayoría de los nacidos o criados en la zona era prácticamente una utopía ser parte de eso. Recibir capacitación formal implicaba si o si trasladarse a miles de kilómetros máximo, si se piensa en una inserción laboral posterior.

Actualmente la industria audiovisual mueve miles de millones de dólares al año y no solo pensando en taquillas, son cientos de empleos para técnicos y servicios de post producción. Incluso resulta un atractivo turístico si se tiene como ejemplo el “Festival de cine del Fin del Mundo”, que por segundo año consecutivo se realizó en Ushuaia.

Con ese telón de fondo cobra peso específico la importancia de que Comodoro Rivadavia haya sido elegida como sede de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica del INCAA, la cual ya forma a sus primeros estudiantes gracias al apoyo de la Municipalidad.