Comodoro Rivadavia: Provincia realizó capacitación sobre Prevención de Enfermedades No Transmisibles

La actividad estuvo a cargo de profesionales del Ministerio de Salud chubutense. Participaron integrantes de los equipos de salud y personal municipal de distintas localidades de la zona sur de la provincia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

El Ministerio de Salud del Chubut, a través de las Direcciones Provinciales de Prevención y Promoción de la Salud y de Salud Ambiental, realizó una capacitación sobre “Políticas de Salud para la Prevención de Enfermedades No Transmisibles (ENT)”, de la cual participaron más de 40 personas, entre integrantes de los equipos de salud y personal municipal de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Sarmiento y Río Mayo.

La actividad se desarrolló días atrás en Comodoro Rivadavia, en el auditorio del Centro Cultural municipal.

Por parte de la cartera sanitaria provincial, expusieron los siguientes profesionales: la abogada Gabriela Ferrari; los licenciados Karen Bender y Diego Saban; y el profesor de Educación Física, Mauricio Mazo.

A su vez, los principales temas tratados en las charlas fueron: normativas nacionales, provinciales y municipales de promoción de la salud y alimentación saludable; reducción del consumo de sodio; estrategias de promoción de la actividad física; y rotulado nutricional frontal en los alimentos.

Enfermedades crónicas

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las enfermedades crónicas, no transmisibles (ENT), son la principal causa de muerte y discapacidad en el mundo. El término, enfermedades no transmisibles, se refiere a un grupo de enfermedades que no son causadas principalmente por una infección aguda, dan como resultado consecuencias para la salud a largo plazo y con frecuencia crean una necesidad de tratamiento y cuidados a largo plazo.

Estas condiciones incluyen cánceres, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas. Muchas enfermedades no transmisibles se pueden prevenir mediante la reducción de los factores de riesgo comunes, tales como el consumo de tabaco, el consumo nocivo de alcohol, la inactividad física y comer alimentos poco saludables. Muchas otras condiciones importantes también se consideran enfermedades no transmisibles, incluyendo lesiones y trastornos de salud mental.