Cinco de los acusados fueron identificados como agresores directos de Fernando

Culminada el viernes la primera semana del juicio a los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche de Villa Gesell, en la madrugada del 18 de enero de 2020, cinco de ellos fueron identificados como agresores directos del joven.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Tras la declaración de más de 45 testigos, los imputados Máximo Thomsen, Luciano y Ciro Pertossi, Enzo Comelli y Matías Benicelli fueron identificados como agresores directos de la víctima, mientras que otros dos de los rugbiers, Lucas Pertossi y Ayrton Viollaz, fueron ubicados entre quienes arengaban o golpeaban a amigos suyos que intentaban defenderlo.

El único acusado que no fue mencionado con una participación activa en el hecho en ninguna de las cinco audiencias que se desarrollaron ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores fue Blas Cinalli, aunque una joven que declaró citó mal su nombre y un efectivo policial dijo que estaba presente en el lugar, de acuerdo a uno de los videos que registraron la escena del ataque y que fueron exhibidos durante el debate.

Fueron en total 47 los testimonios brindados en el primer piso de los tribunales frente a los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari y ante la presencia en cada una de las audiencias de Thomsen, Comelli , Benicelli , Cinalli , Viollaz , y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi, acusados por el crimen.

Desde el inicio del juicio declararon, entre otros, los padres de Fernando, amigos que veraneaban con él y también sufrieron lesiones, el remero de Zárate incriminado falsamente en el hecho, personal de seguridad del local bailable, efectivos policiales, turistas y vecinos que presenciaron el ataque, y testigos que brindaron información que permitió la detención de los acusados.