A 29 años del atentado a la AMIA se renueva el pedido de justicia

A las 9.53 volvió a sonar una sirena, en la hora exacta en la que se produjo la voladura del edificio de la mutual judía en 1994.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La comunidad judía renueva su pedido de justicia al cumplirse 29 años del atentado a la sede de la AMIA en la ciudad de Buenos Aires, que provocó 85 muertos y más de 300 heridos. Este año el acto tiene el lema: “Justicia ausente. Digamos presente”, con la presencia de familiares de víctimas y dirigentes políticos, entre otros.

Como todos los años desde el ataque terrorista el acto empezó con el sonar de una sirena a las 9.53, hora exacta en que se produjo la voladura del edificio de la mutual judía de Pasteur 633 en 1994.

El titular de la AMIA, Amos Linetzky, advirtió: ”Cuando la Justicia es lenta e ineficiente la impunidad se acrecienta cada día que pasa y es inadmisible convivir con ella”.

Linetzky dijo que volvieron a presentarse “frente al lugar que se intentó destruir para exigir justicia y castigo a los culpables, un imperativo ético” al que planteó que no renunciarán, con críticas a lo consideró que es “una Justicia que está ausente”.

El titular de la AMIA dijo que reclaman “que se redoblen todos los esfuerzos necesarios para que la masacre contra la AMIA no quede impune y para que los familiares de las personas que fueron asesinadas puedan atenuar en parte su dolor”.

El reclamo de la Amia de una ley antiterrorista para avanzar en la causa del atentado

Linetzky reclamó “una ley antiterrorista ante el estado escandaloso de la causa, donde se hace difícil pensar en los avances”. Planteó en declaraciones a la agencia Télam: “No puede ser que después de los dos atentados sufridos (sumado el de la Embajada de Israel en 1992) no se haya cambiado en nada el marco legal para prevenir, investigar y castigar este tipo de crímenes”.

  • “Necesitamos que desde la Fiscalía a cargo de la investigación se produzca realmente información nueva y sustanciosa que traiga un mayor esclarecimiento y que se avance de manera concreta para estar más cerca de una justicia efectiva”.
  • “La masacre que terminó con la vida de 85 personas, que dejó más de 300 heridos y que causó tanta destrucción, dejó una herida muy profunda en la sociedad y no puede quedar impune”.
  • “No hubo castigos ni sanciones en todo este tiempo para quienes planificaron el atentado, para quienes prepararon el coche bomba, para quienes hicieron explotar la sede de la AMIA, para quienes sembraron el terror. Todos ellos hoy siguen gozando de impunidad. Es un hecho que no podemos naturalizar ni aceptar”.
  • “Desde 1994 sabemos que el atentado fue perpetrado mediante un coche-bomba y que la República Islámica de Irán, sus diplomáticos y la organización terrorista Hezbollah fueron los responsables, y que contaron con la colaboración de una conexión local”.