Tensión en “MasterChef Celebrity”: Dani La Chepi se enojó con Claudia Fontán porque no le prestó un ingrediente

Las participantes se mostraron mucho más competitivas que en otras noches. “La Gunda se puso media amarretona”, cuestionó la influencer.

En la última emisión de MasterChef Celebrity (Telefe), los participantes tuvieron una hora para preparar un sándwich callejero con guarnición. El desafío parecía sencillo, pero la mayoría de los famosos se enfrentaron a un inconveniente: la falta de ingredientes. Este percance obligó a Dani La Chepi a pedirle a sus compañeros distintos elementos que le permitieran llegar en tiempo y forma con su bondiola entre panes acompañada de aros de cebolla.

Acostumbrada a que sus compañeros sean generosos ante cualquier demanda, la influencer se sorprendió cuando Claudia Fontán se negó a darle uno de los huevos que tenía en su estación. “Estoy re justa. Necesito cuatro: tres para el sándwich y uno para la salsa tártara”, explicó la Gunda. Esa actitud no le gustó nada a La Chepi.

“Se puso media amarretona. ¿Se te rompió un huevo? Dámelo, yo necesito el huevo roto. Empezamos a mostrar como realmente somos”, cuestionó en una grabación detrás de cámaras.

En la desesperación por conseguir el ingrediente que necesitaba, Dani insistió: “¿Me donás un huevo roto?”. Pero la respuesta otra vez fue negativa. “Mirá a la Gunda... vení a pedirme un huevo mañana. ¿Sabés quién te lo va a dar? Yo no. No soy rencorosa, soy memoriosa”, dijo citando a Mirtha Legrand.

Más tarde, la instagramer tomaría revancha cuando su compañera pidió si alguien podía compartirle panceta. “La escuché, pero no se la quise dar”, reconoció La Chepi. En tanto, Fontán le reclamó: “Tenés dos, guacha”.

Notando la particular situación que se vivió en el estudio, Santiago del Moro se acercó a Dani y remarcó que nunca la había visto sufrir tanto en el programa. “¿Y los huevos de donde los sacaste? No te gustó nada que no te prestara, pero ella no tenía”, acotó el conductor. Un comentario al que la influencer respondió contradiciendo lo que había hecho previamente. “Está todo bien. Si ella me viene a pedir yo le voy a dar, siempre”, contestó.

Lejos de dejar atrás ese cruce, mientras preparaba su plato, Chepi miró de forma desafiante a la cámara y aseguró que nadie le sacaría el delantal blanco. “Ni la Gunda”, bromeó. Lo cierto es que ella fue la mayor perjudicada de este ida y vuelta ya que su plato fue elegido el peor de la noche.