Espacio de Publicidad
Espacio de Publicidad
CienciaInternacionalSociedad

Un ingeniero comodorense trabaja en la NASA y cuenta como vivió el despegue de “Perseverance” hacia Marte

Guillermo Blando es un ingeniero de Comodoro Rivadavia, que actualmente trabaja en la NASA. En comunicación con Radio Del Mar, explicó como vivió el despegue esta mañana (a las 8:50 am hora Argentina) de otra misión diseñada y operada por NASA-JPL que salió rumbo a Marte. Escuchá la entrevista.

La más ambiciosa misión a Marte tuvo lugar hoy con el despegue desde el Centro Espacial Cabo Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, en donde el enorme cohete Atlas V de United Launch Alliance fue lanzado con la preciada carga útil: el próximo rover de la NASA llamado Perseverance (Perserverancia), que llegará al planeta rojo en febrero próximo.

Un comodorense en la NASA

El ingeniero Pablo Reyes es amigo del ingeniero Guillermo Blando, y en comunicación con Nuestras Mañanas expresó el orgullo que siente por su amigo y compañero de secundaria y facultad Guillermo Blando. Lo describió como “Un comodorense fuera de serie, como su hermano Jorge Blando premiado en el equipo ganador del Nobel de Medicina en 2018 junto a Jim Allison. Unos pibes fuera de serie y de familia ypefiana que vivió en Barrio Güemes. Guille participo en muchos proyectos de avanzada al espacio”.

Blando es ingeniero “Soy comodorense, trabajo en la NASA, fui al Liceo Militar General Roca, egresado de la camada ´82, me fui a Córdoba a estudiar ingeniería aeronáutica y después me vine a estudiar a Estados Unidos al JPL. Hace 13 años estoy trabajando acá, soy ingeniero aeronáutico y me hice ingeniero aeroespacial, tengo muy buen recuerdo de mis amigos allá” afirmó en Nuestras Mañanas.

De esta manera, agregó “Es difícil de verlo si no estás en el campo trabajando día a día, es de una importancia fundamental para la humanidad, mucha gente pregunta por qué gastamos tanta plata para ´sacar fotos´, es mucho más. Cada misión desarrolla la tecnología humana de una manera que no se podría sin el aporte de los gobiernos y empresas, nunca pondrían tanta plata en riesgo en esta tecnología que después se usa, los celulares y demás se han desarrollado así”.

El ingeniero resaltó “Es un momento muy importante para nosotros, no tuve participación directa, estoy en otra misión, el área de exploración de Marte es una de las más grande de JPL, ya son 6 o 7 misiones con éxito, hemos hecho un proyecto muy importante, por cada misión de esta hay miles de personas involucradas, años y años de trabajo. Cuando uno piensa que mandamos robot a Marte piensa en Las Guerra de las Galaxias, etc, pero lleva tantos años, tanta gente para que tenga éxito”.

Preparación

Al ser consultado por como vivió el despegue, respondió “Cada vez que hay lanzamiento nos levantamos a las 4 am, ¡nos comemos los dedos! Miles de cosas pueden salir mal, el cohete puede explotar, etc. En febrero va a ser el momento más dramático, a 150 millones de km de la tierra el cohete debe ingresar a un lugar en Marte, en un campo de 50 x 20 mts, más chico que una cancha de fútbol, lo tenes que programar de acá. Una vez que llega allá en febrero automáticamente debe proceder a descender, son pasos complicados y críticos, cualquier cosa que salga mal en las fases son años perdidos de trabajo, gente, plata, hasta ahora por suerte con un gran equipo de ingenieros, incluido uno de los argentinos que es un capo del JPL Miguel San Martín”.

Por último, Blando manifestó “Bajar en la superficie marciana es un hito, allí empezamos la misión, está  equipado con instrumentos novedosos, esperamos encontrar signos de vida pasada, microorganismos, no digo marcianos. Se identificó muchos sitios posibles donde la verdad pudo haber existido, se encontró que hubo agua en Marte miles de millones de años atrás, que haya habido vida en Marte, entonces estamos buscando rastros. Se van a buscar los ejemplares de rocas interesantes, los va a juntar en tubos para que en una misión en 2026 mandemos un robot a coleccionar esos tubos donde una nave los va a traer a la tierra, se van a enviar a laboratorios en el mundo para analizar, para saber su composición química y dejar rastros de vida. Lleva décadas de esfuerzo humano, la complejidad de estas misiones es un orgullo para nosotros cuando sale bien”.

Perseverance 

El vehículo, del tamaño de un pequeño auto, tiene de seis ruedas y mantiene las mismas dimensiones de su predecesor de 2011, el robot Curiosity. Mide 3 metros de largo; 2,7 metros de ancho y pesa 1043 kilos. Tiene ojos (23 cámaras), oídos (dos micrófonos para escuchar los sonidos de Marte), un complejo laboratorio con 7 instrumentos científicos y un brazo robótico de dos metros.

Sus instrumentos más importantes son dos láseres y un equipo de rayos X que, proyectados sobre rocas, ayudarán a analizar su composición química y molecular, e identificar posibles compuestos orgánicos.

A bordo, también lleva un minihelicóptero experimental de 1,8 kg, llamado Ingenuity, que su nombre apela a inteligencia, capacidad de innovar y originalidad, y que intentará el primer vuelo de un helicóptero en otro planeta un mes después del aterrizaje del rover.

Escuchá la entrevista

Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker