Espacio de Publicidad
Espacio de Publicidad
Sociedad

La Rama femenina del Sindicato Petroleros Jerárquicos entregaron donaciones al Comedor ‘Mi Lugar’

Desde la rama femenina de la Institución sindical de la Patagonia Austral conducida por José Dante Llugdar, se completó el último sábado una nueva tarea solidaria, en este caso con una entidad que dedica gran esfuerzo para paliar las necesidades básicas de un importante sector de la zona sur de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

Con la organización de la Delegada Gremial Bárbara González, el acompañamiento de la Secretaría Adjunta comandada por Luis Villegas y por pedido del Secretario General; Afiliadas al Sindicato Petrolero Jerárquico arribaron con ropa, alimentos no perecederos y productos de limpieza al lugar que funciona sobre avenida Chile en el barrio Abel Amaya, que atiende a más de un centenar de niños que viven en precarias condiciones en sus alrededores.

Además, en los días previos desde el propio Gremio se habían acercado con materiales de construcción para lo que será la ampliación del comedor, que funciona en el domicilio particular de Marion Pérez Barría, una de las personas que lleva adelante la iniciativa solidaria no solo de brindar una merienda a los niños en condiciones más vulnerables de su barrio, sino también de juntar prendas de vestir, repartir leña y entregar una vianda de comida caliente los sábados en horas del mediodía.

González manifestó su satisfacción por haber concretado una ayuda que fue por demás generosa, pues una cantidad muy importante de ropa fue la que llegó  al Comedor, en una colecta que se inició ni bien pudo comentarles de la situación que atraviesan las familias de ese lugar a sus compañeras, Afiliadas a la Institución.

“Fue entonces que comenzamos con la iniciativa para poder ayudar al Comedor ‘Mi Lugar’ y en menos de una semana juntamos alimentos no perecederos, ropa, un caloventor, frazadas, insumos de higiene y muchas más cosas. No importó la semana fría y con lluvia, y las chicas anduvieron recolectando casa por casa”, dijo la Delegada a la Secretaría de Actas, Prensa y Propaganda que conduce David Klappenbach, agradeciendo la predisposición de las Trabajadoras Jerárquicas. A esta iniciativa se sumaron también el Protesorero del Sindicato, Cristian Nieva y el Coordinador de la Mutual Jerárquica, Sebastián Planas.

En ese orden, comentó: “Marcela Sepúlveda juntó el dinero que aportamos junto a Adriana Almirón, Emilia Bordón, Graciela Pfoh, Azucena Barrera, Guillermina Suar Díaz, Gustavo Subirá, Fabiola González y ella misma, que aportó y armamos 20 bolsones con shampoo, acondicionador, jabón tocador, dentífrico, limpiador de piso, papel higiénico por cuatro unidades y alcohol en gel”.

“Fabiola es de Las Heras y envió dinero para colaborar, Emilia junto a su amiga recorrieron buscando colaboraciones, y agradecemos a Gabriela, Julieta, Silvana, Micaela, Claudia, Jorge Doria y Nancy Romero, Laura, Marcela Salinas, Adriana Rojas y Martina Villegas; a Ricardo Constanzo y Ari Lagleyze que donaron ropa de niños, a Solange Díaz y su madre Laura Mauren, Gabriela Chaile y sus vecinos, Elsa Peca y su familia, Emilia Oviedo y Diego Mansilla que compraron varios insumos al por mayor y llevaron ropa, Liliana Parra que se acercó con su hijo colaborando con alimentos y ropa, Guillermina que le vació el placar a su marido además del suyo y el de su hija, personas que colaboraron como Anabella y José, Vanesa Castro, Nélida Miranda, Paola Martínez; Andrea Silva que agradeció asimismo a Romina Villarruel quien colaboró al igual que Lily Pardo; realmente todos estuvieron fantásticos”, enfatizó González.

Agradecimientos y más ayuda

Por su parte el colaborador Ignacio Vidal, quien junto a Manuel Contreras estuvieron en la entrega del último sábado que incluyó un freezer horizontal donado por el Sindicato, señaló su gratitud para con sus compañeros de San Antonio Internacional (Base Operativa) y sus compañeros de Servicios.

“Una vez más, han demostrado tener valores tan importantes como la solidaridad. Agradecemos la colaboración dispuesta en esta campaña de ayuda a quiénes hoy más  lo necesitan. La solidaridad es un sentimiento de unidad que nos mueve a dar, sin esperar recibir nada a cambio”, sostuvo el referente para luego mencionar gratitud para con sus pares Pablo Bórquez, Antonio Maya, Nelson Bustamante, Víctor Ojeda, Fabián Trigo, Marcelo Wilches, Mario Russo, Daniel Castro, García Tapia, Emilia Álamo, Jorge Sandoval, Daniel Ñancufil y Daniel Romero.

El Comedor

‘Mi Lugar’ funciona desde agosto de 2018, en la vivienda de Marion. Después de la inundación de noviembre de ese año perdieron muchos insumos y el grupo se disolvió, pero docentes como ella y otro grupo de colaboradores lo reflotaron en la segunda mitad de 2019, como merendero para diez niños, finalizando el año con 39 chicos.

Al comenzar 2020 la iniciativa llevó a juntar bolsones de alimentos no perecederos, comenzando con unos diez y surgió las iniciativa de cocinar 50 viandas los sábados, que se han ido incrementando y hoy son 250, para lo que mucha gente colabora para contener a familias que no cuentan con las necesidades básicas cubiertas, en el sector delimitado por las avenidas Chile, Congreso y Padre Corti, donde también llegan con leña por la ausencia de servicios.

“Hoy trabajamos 17 personas acá, de todas partes de la ciudad, de los cuales somos doce activos, nos vamos rotando, todos se involucran y es un grupo tremendo. Con el Sindicato el contacto surgió por un proyecto solidario del año pasado con alumnos del Colegio Patagónico del Sol, y de ahí se pidió una nota que la enviamos y se acercaron a conocer lo que hacemos. Llegaron con el piso, los perfiles, soleras y montantes, muchas cosas, y ahí nomás se acercó Bárbara a conocer las campañas que estamos encarando”, explicó la dueña de casa, cuyo deseo es pasar del asistencialismo a la contención, cuando se pueda lograr ampliar el lugar.

Etiquetas
Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker