Espacio de Publicidad
Espacio de Publicidad
SaludSociedad

En Río Negro no quieren atender más partos ni pacientes de Chubut

Se estima que anualmente unas 200 mujeres de Lago Puelo, El Hoyo, Cholila y Epuyén dan a luz en esas condiciones.

“Tomamos esta medida en función de la cantidad de profesionales disponibles (principalmente en la especialidad de pediatría), ya que solo contábamos con dos de ellos para las guardias pasivas”, argumentó este lunes el director del hospital de El Bolsón, Oscar Panomarenko.

En el transcurso de este año “se nombraron otras dos pediatras (una proveniente de Buenos Aires y otra venezolana), aunque actualmente tenemos a dos con certificado médico; es decir, estamos como al principio y superados por la demanda existente. En consecuencia, no podemos hacernos cargo de partos provenientes de la provincia del Chubut, que representan una sobrecarga laboral para nuestra gente”, graficó.

Al respecto recordó que “no tenemos ningún tipo de convenio recíproco con Chubut. En general, atendemos a todo el mundo y no hay ningún tipo de limitación con respecto al origen del paciente, solamente en el caso de las embarazadas mayores a 28 semanas. De hecho, permanentemente resolvemos las urgencias que nos derivan”.

En tal sentido reflejó el caso de un joven de El Bolsón agredido días pasados en El Hoyo, quien “fue asistido en el hospital de esa localidad y posteriormente llegó a nuestra guardia manifestando que la ambulancia lo había traído y lo había dejado en la esquina. Tenemos cámaras de vigilancia externas donde se observa a esa hora un vehículo compatible con la ambulancia de El Hoyo y hay una denuncia del médico de guardia, donde interviene la justicia chubutense”.

En todos los casos, “para una derivación se llama primero al servicio donde va el paciente para tener el consentimiento de traslado. Hay un protocolo que debe cumplirse”, destacó.

Panomarenko agregó que “en general con Chubut esto no se cumple y no es solamente El Hoyo. Llegan sin avisar con el paciente a la guardia, lo que genera molestias con nuestros médicos. Encima hace muy poco detectamos a través de las cámaras que un profesional se llevó un oxímetro de pulso, lo que también generó una denuncia. Finalmente, alguien terminó devolviéndolo a un médico residente”.

Otro caso se dio cuando “vinieron a buscar a un paciente y se les prestó equipamiento específico para el traslado, después nos devolvieron todas las cosas rotas. Esta episodios producen mucha molestia”.

En la búsqueda de mejorar las relaciones “hemos estado reunidos con los directores de los hospitales del noroeste chubutense y de la Zona Sanitaria, pero no se ha solucionado nada. Llegan los pacientes que derivan y una vez que están dentro de la guardia hay que atenderlos y resolver la demanda. Nuestra postura es tener buen trato con todo el mundo, pero se complica cuando estos hechos se repiten. No obstante, los seguimos atendiendo”.

Obligación

En otro orden, Panomarenko dio detalles de un episodio ocurrido la semana pasada en el acceso a San Carlos de Bariloche, cuando una ambulancia que regresaba a El Bolsón tras una derivación con un paciente pediátrico se encontró con un accidente automovilístico y un herido que necesitaba atención urgente. Al negarse el médico a asistirlo, el chofer “tomó la determinación de cargarlo y volver al hospital cabecera, aun cuando el profesional no estaba de acuerdo”.

“Uno tiene la obligación de asistir al paciente y más en un lugar dónde no tiene otro tipo de ayuda. Tiene la obligación de parar, porque en una situación así no hay especialidades, somos médicos. En este caso, por la decisión del trabajador, no hubo abandono de persona”.

Fuente: Diario Jornada

Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker