Rusia no logra dominar la tercera ola y está como en el 2020

Las cifras de mortalidad son las más altas desde que comenzó la pandemia. Murieron 973 personas en las últimas 24 hs.

  • Publicado el martes 12 de octubre de 2021 en Sociedad

El principal problema es que la vacunación no llega al 40% de la población del país. En las últimas 24 horas se registraron 25 mil nuevos infectados y más de 900 muertes. Ya un total de 218.345 muertes causadas por la covid-19.

En la última jornada, se detectaron 28.190 nuevos casos de la enfermedad. Según datos oficiales, 4.699 de ellos se registraron en Moscú, que se mantiene como el principal foco infeccioso del país, seguida de San Petersburgo, con 2.158 casos.

En Rusia los contagios han aumentado de manera considerable desde la segunda mitad de septiembre, crecimiento que se ha intensificado en octubre, acercándose al récord de fines de 2020.

Las autoridades atribuyen el empeoramiento de la situación epidémica a la variante delta de coronavirus, a la coincidencia con la temporada de la gripe y a las reticencias de la población a vacunarse.

De acuerdo con Gogov, una página web que ofrece datos actualizados y detallados por regiones del número de vacunas administradas en el país, a día de hoy 45,1 millones de personas (el 30,8 % de la población) se ha vacunado con la pauta completa, una cifra por debajo del promedio mundial (35%), pese a la amplia disponibilidad de vacunas en el país.

Pese al rápido aumento de los casos y de la mortalidad, el Kremlin ha descartado una cuarentena nacional y ha delegado en las autoridades regionales las competencias sobre restricciones asociadas al coronavirus.

En total, Rusia suma ya 7.832.964 casos de la enfermedad infecciosa desde el inicio de la pandemia, lo que le convierte en el quinto país con más contagios a nivel mundial, solo por detrás de EEUU, la India, Brasil y el Reino Unido. También registra 218.345 muertes, la cifra más alta en Europa. La agencia estatal de estadística Rosstat, que también cuenta las muertes en las que el virus no se consideró la causa principal, ha reportado una cifra mucho mayor, unos 418.000 fallecidos con COVID-19.