Por los ataques, vecinalistas reiteran el pedido de dispensarios caninos

El ataque de este domingo, de dos perros a un adolescente de 15 años en el barrio Juan XXIII, reflotó la problemática canina en Comodoro.

  • Publicado el martes 12 de octubre de 2021 en Sociedad

La solicitud de la necesidad de instalar dispensarios para los perros que se encuentran en las calles de la ciudad se renovó este martes, por parte de los vecinalistas de la zona sur, luego de conocerse las diversas denuncias de los ataques sufridos en el Moure, Pueyrredón, San Martín y Juan XXIII.

“No estamos en contra de la ordenanza (de la ley de control poblacional de perros y gatos). La acompañamos, pero lo que queremos es que se modifique algunos artículos que no nos convencen”, sostuvo Franco Policiccio, vecinalista del barrio Stella Maris.

Uno de los artículos que más hace ruido en los vecinos es el número 13, que “promueve la práctica de tutoría responsable o atrapar, castrar y volver a su lugar a los perros y gatos”. Es decir que los perros callejeros –más allá de su agresividad- volverán al mismo lugar de donde fueron capturados, según publicó El Patagónico.

“Queremos que los perros sean castrados, pero que no vuelvan al lugar donde estaban, sino que vayan a un dispensario canino porque si no es más de lo mismo”, aseveró el referente barrial.

“Estamos de acuerdo con la castración, pero no con que el animal vuelva de donde sea sacado. No depende de si es un animal peligroso o no, sino que no vuelva a la calle. Eso es lo que está mal”, subrayó el vecinalista.

PERROS PELIGROSOS Y ENFERMEDADES

Policiccio manifestó que, en su caso, no está en contra de los perros peligrosos, sino de la forma de criarlos. “Hasta el momento no estamos de acuerdo con que los perros peligrosos estén prohibidos en Comodoro, sino que tiene que ver con quién los cría. Yo también tuve Pitbull y es un perro dócil depende de quien lo tenga. Si lo tiene un nene de 12 años estamos en problemas, pero si lo tiene una persona responsable es un animal fácil de domesticar”.

Y destacó que el barrio con más perros abandonados es el San Martín. “Hasta hace poco éramos (en el Stella Maris) el barrio en donde más venían a abandonar perros. Ahora pasamos a segundo lugar porque el primero es el San Martín. La cantidad de enfermedades que teníamos antes por la gran cantidad de perros ha bajado considerablemente. Seguimos teniendo, pero en menor cantidad”, aseguró.

Asimismo, el vecinalista atribuyó esta situación a que la población está tomando conciencia sobre la problemática. “Hay un cierto grado de conciencia de que hay que seguir trabajando para que el ciudadano contemple que entre todos podemos ayudar. Hay muchos voluntarios y rescatistas que le ponen mucho empeño a esta situación y creo que es un trabajo que debemos encarar todos como sociedad”.

“Hay una demanda importante. Hay dos perros por persona y a esos animales no los alimenta nadie. Quizás se logra alimentar un parcial de todos esos animales, pero se llega a toda la cantidad de perros que hay hoy en la calle. Un punto primordial es retirar los canes de los lugares públicos como supermercados, bancos y plazas; y tiene que haber un control sobre el tema porque nos afecta a todos”, culminó Policiccio.