Espacio de Publicidad
Opinión

Se recupera la perforación petrolera en Chubut, pero el epicentro sigue siendo Vaca Muerta

Por Marcelo García (Exclusivo/EES).

Durante el primer semestre, en Chubut se perforaron 122 pozos petroleros para la producción. Si bien la cifra es similar a la de 2015, la mayoría de las perforaciones se realizaron en la Cuenca Neuquina; mientras el derrumbe en Santa Cruz Norte se hace muy evidente.

Los datos del Ministerio de Energía y Minería muestran con claridad cómo las compañías petroleras apuntan todas sus prioridades hacia Vaca Muerta, en la Cuenca Neuquina, donde se focaliza la  mayoría de las perforaciones petroleras, aunque se produjo un significativo repunte en Chubut.

En los primeros seis meses de 2018 se pusieron en perforación en los yacimientos de Chubut 122 pozos productivos, cifra que fue ampliamente superior a los 95 de 2017, los 63 de 2016 y casi igualan a los 128 pozos que se encontraban en perforación en 2015; cuando arrancó la crisis de la baja del precio internacional del crudo.

Los resultados chubutenses respecto de los pozos en perforación durante el primer semestre son completamente opuestos a los registrados en el norte de Santa Cruz, donde durante este año se inició la perforación de solamente 12 pozos productivos. A pesar de haber aumentado un 50% respecto de los 6 pozos del año pasado, los datos oficiales muestran diferencias abismales si se los compara con los 66 pozos en perforación en 2016 y aún más si se los coteja con los 101 pozos de 2015.

Neuquén se dispara

A pesar de los buenos resultados en Chubut, los datos semestrales confirman la tendencia iniciada hace por lo menos cinco años en la Cuenca Neuquina; donde resulta evidente la prioridad que se colocó en los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta.

En el primer semestre de este año en Neuquén se pusieron en perforación 229 pozos productivos

–casi el doble que en Chubut–, cifra que superó a los 218 de 2017 y a los 211 pozos de 2016, aunque fue inferior a los 284 pozos productivos en perforación de 2015.

A lo largo del primer semestre del año se terminaron 442 pozos para la producción en todas las cuencas nacionales, superando los 366 de 2017 pero quedando por debajo de los 578 de 2015.

En la Cuenca Neuquina se terminaron semestralmente 255 pozos productivos, una cantidad mayor a los 232 de 2017 pero inferior a los 273 de 2016; mientras que en la Cuenca del Golfo San Jorge se terminaron 158 pozos productivos, cantidad que superó a los 111 del año pasado pero que quedó muy alejada de los 184 de 2016 y más aún de los 301 pozos de 2015.

En lo que respecta a los pozos exploratorios terminados en todo el país, lo números muestran que en el primer semestre de este año se concretaron 21 en total, frente a los 38 que se realizaron en 2017, los 33 de 2016 y los 28 de 2015. La baja de la exploración es un dato preocupante porque impide reponer con nuevas reservas los niveles de producción y porque además lo poco que se perfora se direcciona a Vaca Muerta.

En la CGSJ se terminaron este año sólo 2 pozos exploratorios, frente a los 5 de 2017, 4 de 2016 y 5 de 2015. Mientras, en la Cuenca Neuquina los pozos de exploración totalizaron en el primer semestre pasado 16; en 2017 habían sido 31, en 2016 fueron 28 y en 2015 se habían concretado esencialmente en Vaca Muerta 22 pozos exploratorios.

 

Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker