Espacio de Publicidad
Opinión

Las “nuevas” retenciones: Nación recaudará en Chubut $5.200 millones al año por las exportaciones petroleras

Por Marcelo García (Exclusivo/El Extremo Sur).

Con la aplicación de las retenciones a las exportaciones petroleras, el Gobierno nacional recaudaría una suma superior a los 5.200 millones de pesos anuales por las ventas del crudo Escalante que realiza Pan American Energy al exterior.

Tras el anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la reinstauración de las retenciones a las exportaciones petroleras, las primeras proyecciones indican que el canon fijo de 4 pesos por cada dólar exportado en el rubro de la producción primaria le permitiría al Gobierno nacional recaudar un monto anual que superaría los 5.200 millones de pesos anuales.

Las proyecciones exportadoras para 2018 hacen presumir de manera conservadora que podrían exportarse cerca de 1.300 millones de dólares de petróleo Escalante extraído en Chubut al finalizar 2018, que en su totalidad producido por Pan American Energy (PAE) de los yacimientos chubutenses y representa el 86,5% del total de petróleo exportado del país. Si por cada dólar vendido al extranjero se cobrarán 4 pesos de retenciones a las exportaciones primarias, solamente en Chubut el Gobierno nacional recaudaría 5.200 millones de pesos anuales.

Durante el primer semestre del año las exportaciones de crudo chubutense ascendieron a 520 millones de dólares, lo que se tradujo en un promedio mensual de 86,6 millones de dólares. En julio se suscitó un salto muy significativo en las ventas de petróleo al extranjero como consecuencia de la suba del precio del internacional y con el fuerte empujón que propició la devaluación.

De los 86,6 millones de dólares mensuales de promedio en el primer semestre, se pasó a exportar desde Chubut un promedio de 107,5 millones de dólares en julio. Con el mantenimiento del precio internacional y la nueva corrida devaluatoria, es de suponer que el promedio mensual exportable de petróleo se mantendría en los 107,5 millones de dólares o inclusive podría incrementarse más allá de las retenciones.

Si esa tendencia exportable en el sector petrolero se sostiene, al finalizar este año se habrán exportado cerca de 1.300 millones de dólares originados en Chubut; situación que le posibilitará a Nación recaudar alrededor de 5.200 millones de pesos anuales; aunque es muy posible que esa cantidad se amplíe.

A priori no habría motivos para que PAE reduzca o modifique su actual tendencia exportadora desde Chubut como consecuencia de las nuevas retenciones, las que tendrían un impacto mínimo por cada barril exportado, las que podrían licuarse por la continuidad de la devaluación o equipararse de manera indirecta por las subas constantes de los combustibles los surtidores; por lo que es de suponer que se mantendrá el ritmo productivo y exportado desde la provincia.

Tampoco el Gobierno provincial vería afectado los ingresos por regalías petroleras con la aplicación del nuevo canon porque la deducción provincial se seguirá haciendo sobre el valor de mercado.

Retenciones: del 20% de Duhalde a los 4 pesos de Macri

El nuevo paquete fiscal de la administración de Cambiemos se propone avanzar en las políticas de ajuste para alcanzar el déficit cero y así es como instrumentó el cobro de un canon por las exportaciones que fue establecido en 4 pesos por dólar exportado en el sector de la producción primaria y otros 3 pesos para el resto de las ventas al extranjero. Por el total de la recaudación de las retenciones a las exportaciones, Nación se propone recaudar cerca de 280.000 millones de dólares del sector exportador.

Las retenciones a las exportaciones instrumentadas en años recientes fueron implantadas por Eduardo Duhalde a través del Decreto 310 que entró en vigencia en febrero de 2002, tomando como punto de partida la puesta en vigencia del 5% que se había impuesto como retención a través de la Ley 25.561 sancionada durante el escueto y transicional mandato de Eduardo Camaño en enero del mismo año.

Los antecedentes más lejanos se remontan a junio de 1967, cuando el mandatario de facto Juan Carlos Onganía y el ministro Adalbert Krieger Vasena establecieron retenciones por primera vez a través de la Ley 17.319.

Las retenciones a las exportaciones petroleras del duhaldismo fijaron un canon del 20% para el petróleo vendido al exterior, que luego descendería. La medida generó un fuerte rechazo de las empresas del sector; repudio que disparó una movilización sindical contra el gravamen, que encabezaron los gremios petroleros de Chubut y Santa Cruz en el puesto Ramón Santos: en el límite de ambas provincias.

Qué hicieron los Kirchner

Durante la gestión de Néstor Kirchner, en mayo de 2004 (Resolución 337), las retenciones a las exportaciones petroleras fueron elevadas al 25% y en el mes de agosto del mismo año se las modificó a través del Decreto 532 para agregarle incrementos porcentuales móviles a partir de la fluctuación del precio internacional del petróleo por encima de los 32 dólares y alcanzando un tope del 20% extra al superar los 45 dólares por barril.

Las retenciones al petróleo fueron variando en los años posteriores, incluyéndose en 2007 una fórmula que establecía un valor de corte en 42 dólares y una alícuota del 45% (Resolución 394) . Luego se fueron introduciendo algunas otras modificaciones menores hasta que el Estado se quedaba con todo el valor por encima del monto mencionado.

En la segunda administración de Cristina Kirchner y tras la estatización parcial de la YPF que fue expropiada a Repsol, las retenciones variaron en julio de 2012 buscando direccionar inversiones petroleras hacia la perforación y producción de hidrocarburos a través de un régimen promocional (Decreto 1277), donde se posibilitaba la libre exportación del 20% de la producción y un 0% de retenciones –con la libre disponibilidad de divisas– en función de los incrementos productivos.

En 2013 se elevó el valor de corte sin retenciones a los 70 dólares, si la cotización internacional superaba los 80 dólares por barril; mientras que en octubre de 2014 y en medio de la crisis del precio internacional se bajaron las retenciones al 10% cuando el barril cotizara a menos de 70 dólares, al 11,5% cuando valía menos 75 dólares y al 13% cuando precio era menor a los 80 dólares.

La última modificación significativa del kirchnerismo se produjo en diciembre de 2014 (Resolución 1077) cuando se estableció que si el precio internacional Brent era menor a 71 dólares las retenciones se fijaban en el 1% y al superar dicha cotización se aplicaba una fórmula variable.

Apenas asumida, la actual gestión macrista eliminó todos los esquemas de retenciones anteriores y sólo dejó en vigencia la Ley 25.561 que establecía un 5% en el caso de los hidrocarburos; pero en enero de 2017 la terminó derogando y el sector petrolero consiguió la eliminación definitiva de las retenciones.

Ahora las retenciones petroleras regresaron a la escena del sector hidrocarburífero por el lapso de dos años, pero se tratará de un canon fijo de 4 pesos por dólar exportado y que no tendrá ningún vínculo directo o porcentual respecto del precio internacional del petróleo ni con el valor devaluatorio del dólar por sobre el peso; lo que posibilitaría en que ese monto fijo licúe su impacto por la suba la suba de la cotización del billete estadounidense.

Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker