Espacio de Publicidad
Espacio de Publicidad
Opinión

El emir de Qatar es el nuevo vecino de Lewis; una parte de sus tierras está ocupada por mapuches

Tamim bin Hamad Al Thani se llama el emir qatarí que compró 28 mil hectáreas vecinas a la estancia de Joe Lewis en la Patagonia. La Guardia Real del emir qatarí patrulla armada los campos. Con el presidente Macri acordó el auspicio de Qatar Airways en la camiseta de Boca, mientras surgen denuncias internacionales de “trabajo esclavo” en las obras para el Mundial de Fútbol Qatar 2022. Una porción de las tierras adquiridas por el qatarí están ocupadas por comunidades mapuches, lo que abre nuevos escenarios de conflicto.

De la mano del presidente Mauricio Macri, el sheik Tamim bin Hamad Al Thani desembarcó en la Patagonia comprando casi 30 mil hectáreas de campos que lindan con los del magnate amigo presidencial Joseph “Joe” Lewis, que posee la sexta fortuna del Reino Unido y afronta varios juicios en Río Negro. De esa manera, el magnate árabe se transformó en miembro del club de grandes terratenientes extranjeros en la Argentina.

Dado que es un amante de los bosques nativos patagónicos, Macri convenció a Tamim para que comprara la enorme estancia lindera con la de Lewis –propietario de Pampa Energía y verdadero dueño de Edenor, entre otras múltiples empresas-.

Una porción de las tierras adquiridas por el emir qatarí se encuentran ocupadas por mapuches, y por eso el millonario originario del Golfo Pérsico le pidió al Gobierno nacional que interviniera para la liberación de las zonas tomadas.

Según publicó el portal La Política Online, empleados del nuevo propietario hicieron un reclamo por la ocupación, pero el Gobierno de Macri se desentendió del tema y la propia ministra de Seguridad Patricia Bullrich habría admitido que “Después del caso Maldonado no puedo intervenir”.

Frente a la imposibilidad de utilizar al Comando Unificado de la Gendarmería formado por Bullrich o desplazar a otras fuerzas de seguridad por el alto nivel de protesta social generado tras las muertes de Maldonado y Rafael Nahuel, el jeque árabe recurrió a la instrumentación de seguridad privada en la estancia. La misma quedó a cargo de la Guardia Real de su país, que almacenó un buen stock de cartuchos de fogueo y pasa los fríos días patagónicos patrullando y disparando al aire –al menos por ahora– para disuadir a potenciales intrusos.

Gracias a los buenos oficios de mediador de Macri, Tamim se transformó en uno de los grandes terratenientes de la Argentina. Con sus 28 mil hectáreas en la Patagonia ingresó su nombre entre los quince máximos poseedores de tierras en el país, superando incluso a las familias Blanco Villegas –apellido de la madre presidencial- que posee 26.381 hectáreas y la de Terrabusi que cuenta con 25.600 hectáreas. Inclusive superó las 12 mil hectáreas de Lewis, pero la lista sigue siendo liderada por la familia italiana de los Benetton que posee 900 mil hectáreas patagónicas.

Con las dos mansiones a su disposición, las de Lewis y Al Thani, Macri podrá visitar la zona patagónica y alojarse en lo de sus amigos; tal como lo hizo en marzo de 2016 cuando apenas asumido voló en el helicóptero privado y pernoctó en la estancia del terrateniente inglés.

 

Dinastía de expansivas riquezas

 

El flamante terrateniente patagónico es el emir y gobernante de Qatar, que posee una estrecha amistad con el primer mandatario nacional y al que le devolvió el favor de la recomendación y gestión de las tierras auspiciando la nueva camiseta de Boca.

Tamim es el cuarto hijo de Hamad e integrante de la legendaria familia Al Thani, una dinastía que gobierna Qatar en Golfo Pérsico desde su creación hace 150 años. Hamad derrocó pacíficamente en 1995 al abuelo de Tamim y en 2013 abdicó entregándole el poder del emirato al joven multimillonario que actualmente tiene 38 años.

El qatarí lidera desde hace cinco años un país que a partir de 1996 fue aumentando la producción de hidrocarburos y se transformó en el principal exportador de gas licuado en el mundo, compartiendo con Irán un mega yacimiento gasífero y evolucionando como una potencia regional que tiene inversiones en varias naciones del mundo.

Tras haber fundado la cadena televisiva Al Jazeera y gracias a su nivel de producción petrolera, Qatar se convirtió en un inversor global masivo; muchas de las compras estuvieron direccionadas al fútbol europeo. Según la BBC de Londres, el emirato de Tamim cuenta con más propiedades en el Reino Unido que la mismísima reina Isabel II.

Qatar fue declarado “Estado terrorista” el año pasado por sus vecinos Arabia Saudita, Emiratos Arabes, Egipto, Baréin y Yemen, quienes le impusieron un bloqueo aéreo y rompieron todo tipo de relaciones. Según los líderes de estos países, Qatar estaría asistiendo a la Hermandad Musulmana e Irán. Esa situación  generó –por presión de Estados Unidos y su presidente Donald Trump- una ruptura histórica entre los miembros más poderosos del Consejo de Cooperación para los Estados Arabes del Golfo.

 

Mundial 2022 y esclavitud

 

En Qatar se celebrará el próximo Mundial de Fútbol en 2022 y la organización está a cargo de Tamim bin Hamad Al Thani, quien ya supo liderar -cuando era príncipe- el club francés París Saint-Germain.

La designación de la futura sede mundialista en Medio Oriente desató una tormenta de denuncias por corrupción y compra de votos en la votación de la FIFA; en medio del torbellino quedaron Al Thani y varias personalidades del fútbol mundial.

Recientemente cuatro premios Nobel de la Paz -el argentino Adolfo Pérez Esquivel, la guatemalteca Rigoberta Menchú, la iraní Shirin Ebadi y el ex presidente polaco Lech Walesa- denunciaron junto a ONG la existencia de “trabajo esclavo” en la construcción de estadios e infraestructura en el emirato de Al Thani.

“Nuestra Fundación llevó la noticia ante su Santidad Francisco, porque existe ya la confirmación de más de 2.000 nepalíes muertos en la construcción de los estadios y los centros de convenciones en Qatar; además de las denuncias de Alemania y Holanda por la violación profunda de los derechos humanos. Esto hace que Su Santidad envíe una carta al presidente de la FIFA dos meses atrás y estamos esperando respuesta para que se aclare la situación de Qatar y su relación con el Mundial de Fútbol”, aseguró Guillermo Whpei, presidente de la Fundación para la Democracia internacional.

 

Amistad: Macri, Al Thani y Gaudio

 

Mauricio Macri y Tamim bin Hamad Al Thani fueron construyendo una amistad en los últimos dos años y el ex tenista Gastón Gaudio aparece como nexo. El vínculo entre ambos mandatarios tiene como punto de contacto el poder, los orígenes familiares, el amor por el fútbol y el disfrute que les otorga la tranquilidad de los bosques patagónicos.

Según publicó el diario Perfil, Macri recibió al emir qatarí a fines de julio del 2016 y a su lado estaba Gaudio, quien es “amigo personal” del sheik y lo conoció en el Abierto de Doha, que pone en marcha el calendario de ATP de tenis. El propio Gaudio admitió que “yo trabajo con gente de Qatar, pero nada oficial” e inclusive entrega el premio principal en el Qatar Exxon Mobil Open.

Gaudio a su vez habría sido el “lobista” que filtró información oficial para supuestamente beneficiar a Qatar. Otro episodio crítico fue el fallido acuerdo con Argentina que involucraba dineros del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSES, anunciado en noviembre de 2016 durante una misión de Gabriela Michetti el país árabe. Solo un año después aclaró -durante un cruce parlamentario con Cristina Fernández de Kirchner- que nunca lo firmó.

Por ese acuerdo se inició una causa penal en el juzgado de Daniel Rafecas, donde fueron denunciados Macri, Gaudio, Al Thani y varios otros funcionarios de alto rango de la actual gestión de Cambiemos.

“Cuando asumí la presidencia el emir me dijo: ‘En qué te puedo ayudar’. Yo le pedí que invierta en el país, firmó el memorándum y días después una fiscal kirchnerista lo trabó. Fue un papelón”, recordó frustrado Macri. Aquel pacto que Michetti negó haber firmado contemplaba inversiones inmobiliarias conjuntas, pero nunca se llevó a cabo por los planteos judiciales y porque Macri no se atrevió a buscar un respaldo del Congreso.

 

El nuevo auspicio de Boca

 

Tan bueno parece ser el nexo entre ambos que en medio de las flamantes negociaciones con el FMI, Macri y Al Thani acordaron el nuevo auspiciante de la camiseta de Boca.

El Presidente de la Nación consiguió personalmente el auspicio qatarí y le habría ordenado a Daniel Angelici que rompiera las negociaciones que habitualmente realizaban con su primos hermanos de River, para así despegarse y quedarse unilateralmente con la publicidad de Qatar Airways en la camiseta xeneize.

Hasta el año pasado, ambos clubes negociaban en conjunto las publicidades frontales de las camisetas de los dos clubes más grande la Argentina; fue así como mantuvieron la del banco BBVA durante los últimos años.

Gracias a la amistad de Macri, ex presidente de la institución futbolística de la Ribera, ahora Boca consiguió para sí el acompañamiento del emir árabe y sumó en la mangas el auspicio de Axion Energy, la expendedora de combustible de la familia Bulgheroni; quienes dicho sea de paso fueron los primeros anunciantes del desaparecido Fútbol Para Todos en el inicio de la gestión de Cambiemos.

Mientras tanto, River se quedó –como no sucedió en muchas décadas- sin publicidad en la parte frontal de su camiseta y la distancia con la AFA “bostera” ensancha la grieta a favor del embriagado de poder Boca Juniors.

Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker