Ocupaciones irregulares

Debido a que estas ocupaciones se encuentran dentro de radios de seguridad de antiguas minas, algunas con miras a reactivarse, los habitantes del lugar se ven imposibilitados al acceso a los servicios básicos. El impacto ambiental pieza central del conflicto. Este medio habló con la concejal Viviana Navarro que explicó el origen de la problemática. […]

  • Publicado el jueves 09 de septiembre de 2021 en Política

Debido a que estas ocupaciones se encuentran dentro de radios de seguridad de antiguas minas, algunas con miras a reactivarse, los habitantes del lugar se ven imposibilitados al acceso a los servicios básicos. El impacto ambiental pieza central del conflicto.

Este medio habló con la concejal Viviana Navarro que explicó el origen de la problemática.

“Estamos ante tierra privada y tierra fiscal, hay una porción de tierra privada que es de una empresa que por un lado es superficiaria , llamada CRI Holding y por el otro lado está la compañía Argentina minera, que dentro de todas las cosas que hacen también tienen servicio de inmobiliaria, hay gente que ha dicho que compraron tierras a esta empresa y que le han pagado incluso, hay gente que denunció que están pagándole a un CBU, la verdad que allí tenemos una concesión minera, es un plano que se llama sección A y allí hay muchos pozos que están mal cerrados pero que no están contemplados en la resolución del año 1996 que hizo el ministerio de energía de la nación sino, que se manejan con el código de minería”.

Viviana Navarro detalló que esta situación la puede resolver la provincia.

“Lo que vamos a pedirle a la gente del ministerio de hidrocarburos, más precisamente al director de minas de la provincia, porque la autoridad de aplicación es la provincia, le vamos a pedir que cuando hablamos de impacto ambiental que nos cuantifiquen de que se trata, cuanto impacto ambiental tenemos allí, si ellos lo conocen, cuantas áreas tienen identificadas con interferencias con oleoductos con gasoductos, electroductos y cuantos radios de seguridad tenemos invadidos por estas minas que están allí en zona norte, que son cuatro, la San Jorge, Stephenson, Sol de Mayo, y Burmeister”.

También enfatizó la imposibilidad de finalizar con la concesión minera.

“Allí hay cuatro minas en una locación minera que fue adjudicada hace muchos años, y las concesiones mineras, no tienen fin, no es que avanzó la concesión minera con la urbanización, la urbanización avanzó dentro concesión minera, allí es donde debemos empezar a desandar ese camino y ver como se acuerda con esta empresa, y con esta concesión minera que está allí dándose y que si bien no han reportado mucha producción, para que se pueda dar de baja a la concesión minera, tienen que dar producción cero durante seis años simultáneamente que no es lo que está pasando, han tenido poca producción pero la tienen”.

Asimismo aclaró que “La gente tiene que entender es que es una concesión minera otorgada hace mucho tiempo y que no tiene fin y lo que avanzó adentro de la concesión minera fueron las urbanizaciones, no al revés, ahora hay que ponerse de acuerdo con la empresa, para ver cómo hacemos para acordar como salimos de este lío que tenemos entre lo privado y lo público.”

Por último agregó.

“Tenemos que tener claro que vamos a regularizar, porque tampoco el estado puede dar este mensaje de vamos a avanzar en la regulación dominial de gente que se ha emplazado ilegalmente, porque sino, la gente que está esperando hace mucho tiempo un terreno con un número de expediente dice, “hubiera usurpado, total me van a regularizar”, tenemos que tratar de caminar por el sano equilibrio, para que hacerse dueño de un terreno desde lo ilegal y usurpar no sea el camino para llegar a un terreno”.