Murió Juan Chediack, el empresario que se accidentó con su avioneta en San Luis

El expresidente de la Cámara Argentina de Construcción tenía 69 años y se encontraba en estado crítico, con el 80% del cuerpo quemado tras el incidente aéreo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Juan Chediack, el empresario que sufrió un accidente con su avioneta en San Luis, murió hoy tras permanecer internado en grave estado a raíz de las heridas sufridas.

Chediack tenía 69 años y fue presidente de la Cámara Argentina de Construcción entre 2015 y 2019. Estuvo involucrado en la causa Cuadernos, expediente en el que se declaró como arrepentido en 2018.

El expresidente de la CAC estaba internado en estado crítico desde el accidente, con quemaduras que le afectaron el 80% del cuerpo, comprometiéndole las vías respiratorias. Además, había sufrido un traumatismo grave en el tórax una fractura en su pierna izquierda.

El accidente aéreo ocurrió el domingo cerca de las 10 cuando la avioneta Beechcraft G36 Bonanza identificada con la matrícula LV-GLQ descarriló y se incendió tras aterrizar en el Aeropuerto de San Luis.

La avioneta era piloteada por Esteban Asprella, de 36 años, quien falleció el domingo por la noche. Además, viajaban el tripulante Juan Ignacio Bilasio Barbeito, de 51, quien continúa internado, mientras que Juan Chediack era el único pasajero.

Los tres hombres heridos habían sido trasladados al Hospital Ramón Castillo, desde donde este lunes confirmaron la muerte de Chediack cerca de las 10 de la mañana.

En tanto, aún se intentan determinar cuáles fueron las causas del accidente, pero se presume que se debió a las fuertes ráfagas de viento, que por momentos alcanzaban los 100 km/h.

Quién era Juan Chediack, el “arrepentido” en la Causa Cuadernos

Juan Chediack declaró como arrepentido en la Causa Cuadernos en 2018 en un expediente por el que se espera el juicio oral, con fecha aún no establecida.

El empresario de la construcción había sido señalado por su colega Carlos Wagner como uno de los integrantes del “club de la obra pública” durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Chediack había obtenido reconocimiento en el ámbito de la construcción luego de presentarse y ganar diversas licitaciones, quedando a cargo así de obras como la transformación en autovía de la ruta nacional 168 en Santa Fe en 2008; la construcción de un gran puente sobre el río Colastiné; la construcción del Gasoducto del Noreste Argentino y el trazado del Camino de las Altas Cumbres en Córdoba.

En la página web de su empresa se destacan obras realizadas como los accesos General Paz – Acceso Norte – Balvín; la elevación de estaciones del Tren Mitre y la reciente reconstrucción de la pista del Aeroparque Jorge Newbery.

En octubre de 2021, Juan Chediack se presentó en la sala de audiencias para declarar en el juicio por las presuntas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz.

Chediack declaró que la Cámara Argentina de la Construcción no recibió denuncias sobre irregularidades en Santa Cruz y que su firma nunca participó de licitaciones en esa provincia, por lo cual dijo carecer de “información cierta, confiable, fidedigna de los hechos” que se juzgan en la llamada causa Vialidad.

“No hemos recibido de nuestros asociados, menos cuando fui presidente y anteriormente tampoco, alguna denuncia ni información alguna respecto de irregularidades en la provincia de Santa Cruz”, sostuvo Chediack en ese entonces.

El dueño de la constructora “José Chediack” estaba imputado como colaborador en la causa de los cuadernos y en este juicio fue citado como testigo a pedido de la querella de la Oficina Anticorrupción y de la defensa del empresario Lázaro Báez.