Morla declara por primera vez ante la justicia

El apoderado del astro mundial del fútbol hizo declaraciones a los periodistas que lo aguardaban en la entrada a la Fiscalía, donde declara por primera vez en el marco de la causa que investiga la muerte de Maradona.

  • Publicado el lunes 25 de octubre de 2021 en Policiales

El abogado Matías Morla, representante y apoderado de Diego Armando Maradona, aseguró este lunes que contará en qué estado vio al exastro del fútbol antes de su fallecimiento, cuando declare por primera vez y como testigo, en el marco de la causa en la que se se investiga la muerte del “10”.

“Voy a contar cómo lo vi a Diego los días que lo vi”, dijo Morla ante la prensa cuando ingresó minutos antes de las 10.30 -media hora hora antes del horario de la citación-, a la Fiscalía General de San Isidro.

Cuando un periodista le preguntó si iba a declarar, el abogado respondió: “Claro”, y explicó que “el testigo tiene que declarar sí o sí porque es una carga pública”, dejando en claro que no se trataba de una declaración indagatoria como imputado, sino de una testimonial.

El pedido de las hijas de Diego Armando Maradona para que la investigación por la muerte de su padre no se agote con las responsabilidades médicas y avance sobre el llamado “entorno” surtió efecto: este lunes, los fiscales escucharán como testigo por primera vez en el marco del expediente al abogado Matías Morla, quien fue el representante y apoderado del Diez hasta el día de su fallecimiento.

Dalma y Gianinna Maradona mantienen desde siempre -y más aún tras la muerte de Diego- un fuerte enfrentamiento con el abogado Morla, a quien acusan no solo de impedirles tener una relación frecuente con su padre y de haberse apropiado de bienes y de los beneficios de las marcas que poseía, sino también de tener responsabilidad en el fallecimiento y por eso quieren que la Justicia lo investigue.

Su muerte y la investigación

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre, donde transitaba la internación domiciliaria que está bajo investigación penal en la justicia de San Isidro.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada” y descubrieron en su corazón una “miocardiopatía dilatada”.

Tras las conclusiones de una junta médica, siete profesionales de la salud fueron imputados por “homicidio simple con dolo eventual”, figura penal que prevé de 8 a 25 años de prisión y que fue elegida por los fiscales tras una investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona fue “deficiente”, “temerario” e “indiferente”, y que sabía que el “10” podía morirse y no hizo nada para evitarlo.

Los imputados son el neurocirujano y médico de cabecera del exfutbolista, Leopoldo Luque (39); la psiquiatra Agustina Cosachov (36); el psicólogo Carlos Ángel “Charly” Díaz (29); los enfermeros Ricardo Omar Almirón (38) y Dahiana Gisela Madrid (36); su coordinador, Mariano Ariel Perroni (40); y la médica coordinadora de la empresa Swiss Medical Nancy Forlini (52).