Messi: “hace tres días que estamos acá y esperaron que empezara el partido para venir”

El capitán argentino, junto con Lionel Scaloni, participaron de una charla en el campo de juego en la que también estaban Neymar y Tité, entre otros.

  • Publicado el domingo 05 de septiembre de 2021 en Deportes

Este domingo el superclásico de las Américas vivió uno de los episodios más escandalosos de su historia después de que el partido que la Argentina Brasil estaban disputando en San Pablo por las Eliminatorias quedara suspendido cuando se habían disputado apenas seis minutos. Fueron las autoridades sanitarias locales las que irrumpieron en el terreno de juego para indicar que había tres jugadores de la Albiceleste que no podían estar en la cancha debido a una decisión del gobierno.

Después de que un hombre con una papeleta en el bolsillo trasero de su jean informara que los futbolistas de la delegación argentina estaban incumpliendo con los protocolos de San Pablo, el conjunto de Lionel Scaloni se marchó del terreno rumbo a los vestuarios. Pocos minutos después, el capitán del equipo y el entrenador regresaron al césped para hablar con los jugadores brasileños.

 En la charla que parecía amistosa pero que marcaba dos puntos de vista claramente opuestos por lo sucedido, este sujeto indicaba que la delegación albiceleste había obrado de mala manera: “Lo hicieron de una manera equivocada. Se le avisó antes que los jugadores”.

Este hombre se refería a que este domingo más temprano, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) comunicó que Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, habían mentido en su declaración jurada al ingresar al país y por lo tanto debían ser puestos en cuarentena o ser deportados de inmediato. Fue entonces que agentes de la Policía Federal se apersonaron al hotel para llevarse a estos jugadores que disputan la Premier League de Inglaterra.

Pero, el equipo argentino con el aval de la Conmebol y de la FIFA, desoyó a las autoridades y se presentó a disputar el duelo. Por eso enfureció Lionel Messi: ”Hace cuatro días que estamos acá. Nosotros llegamos acá.., intentó explicar antes de ser interrumpido en ese diálogo. Pero luego continuó: “Hace tres días que estamos acá y estaban esperando que empezara el partido para venir. ¿Por qué no avisaron antes? si no pasaba nada, hubiesen avisado, hubiesen venido”, insistió.

El delantero se mostró indignado porque el conjunto de Scaloni llegó a San Pablo el viernes, después de haberle ganado a Venezuela, y recién hoy fueron notificados por la Anvisa del conflicto en sus declaraciones juradas. Fue justamente por eso que el propio entrenado también se manifestó molesto: “¿Por qué no fueron a buscaron al hotel si están fuera de regla?. Hace tres días que estamos acá”.