Merkel apela ante Parlamento por refuerzo de medidas contra pandemia

Berlín, 9 dic (dpa) - La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy ante el Parlamento en Berlín un endurecimiento antes de Navidad de las medidas que rigen en el confinamiento parcial en vista del aumento de contagios por coronavirus y de las altas tasas de mortalidad en el país. "El número de contactos es demasiado alto. La reducción […]

  • Publicado el miércoles 09 de diciembre de 2020 en Internacional

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy ante el Parlamento en Berlín un endurecimiento antes de Navidad de las medidas que rigen en el confinamiento parcial en vista del aumento de contagios por coronavirus y de las altas tasas de mortalidad en el país.

"El número de contactos es demasiado alto. La reducción de los contactos no es suficiente", dijo Merkel en el debate general del Bundestag sobre el presupuesto 2021.

La jefa de Gobierno alemán subrayó que 590 muertes por día, como las registradas en las últimas 24 horas, no eran aceptables. "Y porque los números son lo que son, tenemos que hacer algo", enfatizó.

Merkel destacó que se debe evitar que el número de infecciones alcance nuevamente un crecimiento exponencial. Asimismo señaló que el objetivo no es contar por el número de días de las restricciones, sino por los resultados. "De lo contrario la pandemia se nos escapará de las manos una y otra vez".

El objetivo del Gobierno alemán es reducir los contagios a 50 casos por cada 100.000 habitantes en siete días.

Actualmente la incidencia de siete días en Alemania asciende a 149 y no baja hasta la meta de 50 casos en ninguno de los 16 estados federados, según el reporte diario del Instituto Robert Koch, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas.

La canciller germana apoyó explícitamente las recomendaciones de la Academia Nacional de Ciencias Leopoldina de este martes, en las que se propuso aprovechar los días festivos de fin de año para un confinamiento estricto de la población en sus hogares hasta el diez de enero.

Merkel dijo que los políticos harían bien en "tomar lo que la ciencia dice realmente en serio".