Menna reclama por viviendas para afectados por incendios en la cordillera

El diputado nacional presentó este lunes un pedido de informes al Jefe de Gabinete de Ministros. “Más allá del despliegue mediático y los anuncios realizados, el escenario es de abandono y deserción de las autoridades nacionales con la reconstrucción y la asistencia ante el desastre”, manifestó. El diputado nacional Gustavo Menna presentó este lunes en […]

  • Publicado el martes 27 de julio de 2021 en Política

El diputado nacional presentó este lunes un pedido de informes al Jefe de Gabinete de Ministros. “Más allá del despliegue mediático y los anuncios realizados, el escenario es de abandono y deserción de las autoridades nacionales con la reconstrucción y la asistencia ante el desastre”, manifestó.

El diputado nacional Gustavo Menna presentó este lunes en el Congreso un proyecto por el cual le pidió al Gobierno Nacional que informe cuándo se concretarán las soluciones habitacionales comprometidas para los vecinos afectados por los incendios forestales en la Cordillera de Chubut que quemaron miles de hectáreas y por los cuales murieron personas en marzo de este año.

Menna concretó la presentación con acompañamiento de las diputadas Lorena Matzen (Río Negro), Roxana Reyes (Santa Cruz) y Brenda Austin (Córdoba). Y el pedido de informes está destinado al jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, como responsable de la ejecución de obras anunciada con la presencia incluso del presidente Alberto Fernández en Lago Puelo.

“Resulta imprescindible conocer plazos y fechas concretas en que habrán de materializarse las soluciones habitacionales, ya que más allá del despliegue mediático y los anuncios realizados, lo cierto es que el escenario es de abandono y deserción de las autoridades nacionales con la reconstrucción y la asistencia ante el desastre provocado por los incendios”, indicó.

Entre los aportes anunciados en el marco de los incendios, el Gobierno Nacional incluyó un convenio, firmado el 29 de marzo, entre la Secretaría de Hábitat del Ministerio de Desarrollo Territorial y la Municipalidad de Lago Puelo para el proyecto “Materiales para el mejoramiento de 91 viviendas” en esa localidad, en el marco del “Programa Casa Propia-Construir Futuro” por $ 36.400.000.

Y también, mencionó Menna, se firmó un convenio entre los mismos organismos para construir 250 viviendas de emergencia en Lago Puelo, en el marco del mismo programa, por la suma de $ 237.500.000.

“A pesar de la situación desesperante de cientos de familias que están desamparadas, y del tiempo transcurrido, la asistencia habitacional no se ha concretado”, dijo Menna.

“Por el contrario -agregó- se ha podido ver que los módulos habitacionales se encuentran en estado de casi abandono, sin instalación y con una calidad que no se compadece con condiciones dignas de habitabilidad”.

Sin transparencia

A esto agregó que “la gestión de esos fondos no se compadece con estándares de transparencia de gestión”, por lo que, recordó, “los concejales de Lago Puelo han instado una denuncia penal por compras directas por más de $ 13 millones a un mismo proveedor, lo que dio lugar a la formación de una causa judicial y la realización de un allanamiento en la propia sede municipal el pasado 21 de julio”.

El legislador nacional enfatizó que “la situación compromete fondos federales transferidos a autoridades locales con asignación específica, lo cual obliga al seguimiento y fiscalización de las autoridades nacionales, últimas responsables por la ejecución de esos fondos”.

Añadió que “la mayoría de las personas que perdieron sus viviendas no han visto resuelta su situación, con el agravante que se encuentra fuera de todo control, con personas que, según denuncian públicamente referentes de entidades de la comunidad, han aprovechado para efectuar usurpaciones y pedir ayuda que estaba destinada a los verdaderos damnificados”.

Por ello, pidió Menna también saber “si entre los beneficiarios de asistencia habitacional se ha incluido a personas que ocuparon terrenos en forma posterior al incendio, procuran consumar una ocupación ilegal y aprovecharse de fondos públicos destinados a los verdaderos damnificados”.