La movilización más grande de la historia argentina

Sin importar el sol, la temperatura o la distancia, miles de fanáticos colmaron las calles de la Ciudad de Buenos Aires para poder celebrar junto a los jugadores de la Selección. Se calcula que asistieron alrededor de cuatro millones de personas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La Selección argentina llegó al país para festejar el título del mundo y en las calles se generó la movilización más grande de la historia argentina. Sin importar el sol, la temperatura o la distancia, miles de fanáticos colmaron la Ciudad de Buenos Aires con banderas celestes y blancas para celebrar colectivamente el triunfo de la Selección.

Argentina se consagró como el gran ganador del Mundial Qatar 2022, la Selección desde sus comienzos despertó la pasión de multitudes. Desde 1986, de la mano de Diego Maradona, que el país no disfrutaba una alegría inigualable a la de sentirse orgulloso de la Albiceleste.

La mística del Campeón del Mundo va más allá de la condecoración, es el poder vivir un momento histórico que solo algunos pocos tienen la suerte de estar en el lugar indicado. Las generaciones que se criaron con Maradona como leyenda, ahora pueden ver a sus hijos disfrutar de Lionel Messi.

La Copa del Mundo trae consigo algo que el propio director técnico y varios jugadores remarcaron demasiadas veces. “Demostramos una vez más que los argentinos cuando luchamos juntos y unidos somos capaces de conseguir lo que nos propongamos”, explicó Lionel Messi en un posteo de Instagram.

Desde el domingo que la atmósfera de toda Argentina cambió, se siente una electricidad festiva que invade cada rincón del país. Los hinchas empezaron agrupar en el Obelisco desde el lunes a la noche, por otra parte, en el predio de la AFA en Ezeiza se llenó en la madrugada de fanáticos que fueron a recibir a la Scaloneta.

Si bien no se tiene una cifra oficial sobre la cantidad de concurrentes, se estima que alrededor de 4 millones de personas salieron a la calle para festejar junto a los campeones.

Durante el recorrido, la Scaloneta saluda desde el micro, canta con los hinchas y arroja espuma. Agradecidos por el recibimiento, los jugadores compartieron fotos y todavía no pueden creer lo que generaron en el pueblo argentino.

(Fuente: El Patagónico)