Julieta Nair Calvo posó desnuda con un turbante de toalla en la cabeza

Se animó al look que ya usaron famosas como Florencia Peña, Valeria Mazza y Noelia Marzol

Julieta Nair Calvo pertenece al grupo de actrices argentinas que se vieron obligadas a reinventarse ante la ausencia de telenovelas y obras de teatro en el 2020. En su caso particular, aprovechó su alcance mediático para potenciar su rol como influencer de moda y lifestyle, e incluso lanzó sus primeras colecciones cápsulas de la mano de reconocidas marcas nacionales.

Hoy, Julieta suma más de 2.4 millones de seguidores en Instagram y su feed incluye contenido multifacético representativo de su carismática personalidad. Basta con echar un vistazo a sus últimos posteos para confirmarlo: postal de su infancia, adelanto audiovisual de su participación en la nueva edición de Showmatch y fotografía ultrahot en el espejo de su baño.

Osada y audaz como pocas, posó completamente desnuda mientras cubría su busto con ambos brazos y recogía su melena con una toalla blanca estilo turbante. El ángulo de la imagen dejaba al descubierto algunos de sus tatuajes corporales, mientras que la sombra de las persianas atenuaba la exposición como una auténtica pieza de indumentaria. “Body painting de persiana. Muy jugado”, escribió la actriz según publicó TN.

En el último tiempo, muchas famosas en diferentes lugares del mundo decidieron mostrarse en sus redes con toallas blancas alrededor de la cabeza: un look muy de diva de Hollywood que cada una reinventó a su manera. Si bien no se trata de un desafío virtual propiamente dicho, está claro que los meses de cuarentena jugaron su parte en tal difusión.

Una de las primeras figuras argentinas en compartir su propuesta fue la supermodelo Valeria Mazza, quien aprovechó la oportunidad para brindar una serie de tips de belleza. Florencia Peña redobló la apuesta y sumó una segunda toalla alrededor del cuerpo, anteojos gigantes y un labial como detalle final. Algo parecido a lo que hizo Barby Franco.

 

 

Finalmente, Noelia Marzol dio el visto bueno a esta tendencia con una pose ultrahot y accesorios imponentes. Completó el estilismo de entrecasa con sandalias negras altísimas y aros colgantes en versión XL.