Julián Weich explicó por qué no se vacunó y dónde se habría contagiado

Después de 10 días de estar en Terapia Intensiva, el conductor se mostró muy emocionado de poder volver a su casa. “Estoy muy contento”, señaló.

  • Publicado el miércoles 28 de julio de 2021 en Espectáculo

Después de 10 días en terapia intensiva, Julián Weich recibió el alta médica y compartió la emoción en su programa de radio Otra vez juntos, donde además reveló que se habría contagiado en la cárcel donde hace trabajo social y aclaró que no es antivacunas.

“Me están dando el alta. Estoy contento”, comenzó diciendo el conductor en diálogo con sus compañeros Maby Wells y Pablo Valente. Y ahí se quebró: “Es como que te estás muriendo y no te das cuenta. Es re loco”, expresó.

“En estos días nunca lloré, no me quebré, estuve entero. Pero de repente te ponés a hablar así y te das cuenta y decís, ‘pucha, qué bueno poder contarlo porque mucha gente no lo pudo contar’. Me siento un privilegiado”, sostuvo Weich.

Y destacó la tarea del médico Mario Fitz Maurice, quien día a día estuvo cargo de su atención y de dar los partes médicos públicamente. “Me atendió como un bebé. Es una situación rarísima porque no te enterás de nada. Yo me entrego. Me sacaron sangre de la panza, de la ingle, de la arteria. Siempre decía todo que sí. Confío en la medicina“, explicó.

Julián Weich aclaró que no pudo ir a vacunarse por un tema personal.

“Uno de los medicamentos que me dieron da hambre. Y me comí todo, hasta un sobrecito de queso de rallar“, contó sobre los detalles de la internación.

Y explicó que uno de los momentos más duros fue cuando “se paró la cabeza”. “Quería pensar algo y no podía”, contó.

Weich se volvió a quebrar cuando agradeció a los oyentes. “Ustedes saben el trabajo social que hago. De hecho, creo que me contagié (de covid) en la cárcel cuando fui a laburar. Y lo hago de corazón, porque me gusta. Pero nunca podés escuchar la devolución de ‘qué buen tipo, mirá las cosas que hace’. Y bueno, como no me morí, pude escucharlo y sentirlo. Y es muy groso. Y lo único que hace es confirmarme que lo que estaba haciendo está bien, más allá de haberme quedado en este plano. Estoy muy tranquilo de conciencia”, aseguró Weich, muy emocionado.

Y se dedicó a aclarar que no es antivacuna, como se rumoreaba en algún momento. “Tenía turno para vacunarme y no fui por un tema personal. Y a los 3 días me contagié, así que si me hubiese contagiado igual porque la inmunidad tarda 15 días“.