Espacio de Publicidad
Internacional

Ganador del Premio Núremberg busca hacer del agua un derecho humano

El agrónomo chileno Rodrigo Mundaca, quien ayer fue galardonado con el Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg por su lucha para proteger el derecho de acceso al agua, aseguró que ese reconocimiento le da visibilidad al conflicto por este recurso que se vive en todo Chile.

“El premio logra visibilizar el conflicto del agua que se padece a lo largo de todo el territorio, como las luchas por el agua que se viven contra la megaminería química a cielo abierto en el norte, en contra del agronegocio en la zona central, los problemas de agua que existen en el sur asociados a las hidroeléctricas y a las forestales”, dijo a dpa Mundaca, secretario general del Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medio Ambiente (Modatima).

Mundaca destacó que en Chile hay un conflicto estructural “puesto que Chile es el único país del mundo que tiene hoy privatizadas sus fuentes de agua y privatizadas también la gestión de sus aguas”.

El agrónomo se mostró aún sorprendido por el premio y aseguró que este implica un “enorme honor” y una gran responsabilidad para que su organización se mantenga firme y cohesionada y luchando en todos los territorios “por hacer del agua un bien común y un derecho humano”.

“El mayor mérito del premio es que pone en valor la necesidad de promover y defender los derechos humanos ambientales, es decir, los derechos humanos relacionados con el agua, con la tierra, por vivir en un medio ambiente libre de contaminación, por la defensa de la flora y fauna nativa, que en América Latina se encuentran particularmente amenazados producto del modelo de despojo, producto del extractivismo”, sostuvo.

El Modatima surgió en 2010 en la provincia de Petorca, unos 200 kilómetros al norte de Santiago, para defender los derechos de los ciudadanos ante la privatización del agua, una lucha que se ha visto agudizada en los últimos años por al alto consumo de ese recurso para la producción de palta o aguacate.

Así Mundaca destacó que el premio tiene un elemento de ironía porque Alemania es uno de los principales compradores de palta.

“Muchas de esas paltas provienen de la provincia de Petorca. Nos parece muy bien que se genere esto, porque coloca en disputa el sentido común. Y ¿cuál es el sentido común? Que el agua tiene que ser un derecho humano consagrado constitucionalmente, porque es un derecho esencial y básico para el cumplimiento de todos los demás derechos”.

El Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg, que será entregado en septiembre de 2019 en la Casa de la Ópera de Núremberg, está dotado con 15.000 euros (17.250 dólares).

Ver más

Noticias relacionadas

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker