Instituto alemán advierte tendencia al alza de contagios en Alemania

Berlín, 5 mar (dpa) - El Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, advirtió hoy que hay "señales de un cambio de tendencia" en la pandemia de coronavirus en Alemania y que la variante británica prevalecerá a la brevedad. "Es previsible que la B.1.1.7 sea pronto la variante predominante en Alemania", dijo hoy […]

El Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, advirtió hoy que hay "señales de un cambio de tendencia" en la pandemia de coronavirus en Alemania y que la variante británica prevalecerá a la brevedad.

"Es previsible que la B.1.1.7 sea pronto la variante predominante en Alemania", dijo hoy el presidente del RKI, Lothar Wieler, en Berlín. "Entonces será aún más difícil mantener el virus a raya", comentó, a la vez que añadió que era "aún más contagiosa y más peligrosa".

Wieler señaló que el número de casos por cada 100.000 habitantes en un plazo de siete días, la incidencia en siete días, ha tendido a aumentar de nuevo y que también se siguen registrando demasiadas muertes.

Indicó asimismo que el objetivo común debe ser tener una primavera (europea) con el menor número posible de nuevos casos, cursos graves y muertes. "Podemos conseguirlo", dijo, y pidió que se mantuvieran las medidas de protección contra la infección y que se aprovecharan las ofertas de vacunación.

En Alemania se registraron 10.580 nuevos casos de coronavirus y 264 muertes relacionadas con covid-19 en las últimas 24 horas, según datos de hoy del RKI. El viernes de la semana pasada, el RKI había registrado 9.997 nuevas infecciones y 394 muertes en 24 horas.

La incidencia en siete días, decisiva para determinar medidas, se situó hoy en 65,4, y con ello algo más alta que la de ayer (64,7).

El número total de casos documentados en Alemania desde el comienzo de la pandemia asciende ahora a 2.482.522, en tanto que los fallecimientos derivados de ellos suman 71.504 (datos del 5 de marzo a las 05:20 horas) y el número de pacientes restablecidos de la enfermedad es de aproximadamente 2.292.100.

Por su parte, el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, volvió a pedir cautela a la hora de relajar las restricciones que rigen y precisó que las posibilidades de apertura planeadas por el Gobierno federal y los estados federados llegan al límite de lo permisible desde el punto de vista de la protección de la salud.

Acotó asimismo que tampoco era justificable no atreverse a dar ningún paso hacia la apertura, por lo que el "freno de emergencia" acordado era importante en caso de que el número de nuevas infecciones volviera a aumentar de manera marcada.

Spahn afirmó que había suficientes pruebas disponibles para el inicio de los test rápidos gratuitos como oferta para todos los ciudadanos a partir de la próxima semana.

"Hay más que suficiente de estas pruebas rápidas", subrayó Spahn, y agregó que todos los centros de pruebas saben dónde pedirlas y que eso ya está ocurriendo.

El ministro germano reiteró que el Gobierno federal se hace cargo de los costes de esos test y que los de autodiagnóstico saldrán ahora al mercado. Detalló que los fabricantes dijeron poder producir 20 millones por semana.