Independiente quedó afuera de la Sudamericana

El Rojo empató 1 a 1 con el Peixe en Avellaneda, en el choque de vuelta de los octavos de final de la Copa. El elenco brasileño avanza por la victoria 1-0 en la ida. Kaio Jorge (38′ Pt) adelantó a la visita y lo empató Lucas González (23′ St). En el local se fueron expulsados, Insaurralde (17′ St) y Barreto (51′ St).

  • Publicado el jueves 22 de julio de 2021 en Deportes

Independiente empató 1 a 1 con Santos de Brasil en el estadio “Libertadores de América” y quedó eliminado de la Copa Sudamericana, luego de caer por 1 a 0 en el partido de ida, en un polémico encuentro en el que el VAR volvió a ser protagonista.

El elenco de Avellaneda tuvo serias chances para abrir el marcador e igualar la serie en el primer tiempo, principalmente en los pies de Alan Velasco, Sebastián Palacios y Silvio Romero, pero las desaprovechó y Santos, en una contra en la que falló Juan Manuel Insaurralde, rompió el cero con una definición hacia la red de Kaio Jorge tras una larga asistencia de Carlos Sánchez.

En el complemento, el “Rojo” se quedó con diez hombres por la expulsión de Insaurralde debido a una polémica falta que el árbitro sancionó con tarjeta amarilla, pero que luego de la intervención del VAR la cambió por roja.

No obstante, los dirigidos por Julio César Falcioni llegaron al empate a los 23 minutos con un gol de Lucas González, aunque no les alcanzó el envión para acercarse al resultado que precisaban para seguir en el torneo, dado que se toparon con una excelsa actuación del arquero Joao Paulo, mientras que sobre el final también fue expulsado Sergio Barreto.

Tras la caída por 1 a 0 en la ida y después del gol de Kaio Jorge, Independiente estaba obligado a convertir tres tantos para arrebatarle al elenco brasileño el pasaje a los cuartos de final del certamen, por lo que se despidió de la Copa Sudamericana.

Independiente fue el dominador del cotejo durante gran parte de los 90 minutos y los errores defensivos de Santos le permitieron hallar las chances de gol de forma temprana, pero la falta de eficacia atentó contra el equipo de Avellaneda, que tuvo la mala fortuna de quedar en desventaja en la primera llegada del rival.

En la segunda parte, la polémica expulsión de Insaurralde mermó las posibilidades de ir por la hazaña, pese a que el “Rojo” convirtió pocos minutos después para revivir en el juego, aunque Joao Paulo se encargó de apagar cada ilusión del conjunto argentino.

Sin embargo, siguió buscando hasta el final, más allá de contar con nueve jugadores en cancha, y se despidió con la frente en alto de la competencia, donde fue complicado por el VAR, la ausencia de puntería en los atacantes y el excelente rendimiento del guardavallas de Santos.

Hasta el último minuto de los 8 adicionados Joao Paulo continuó desbaratando esas posibilidades, por lo que el arquero del Santos no solo fue la figura del partido, si no que , fundamentalmente, el artífice de que Independiente no pasara de ronda, también por todo lo que atajó en la ida.

Hasta le privó de la alegría de un gol al capitán del ‘Diablo’, al ‘Chino’ Romero en el día que cumplió 33 años.

A Independiente se le podrán criticar algunas desatenciones y errores en las definiciones, pero se le deben valorar su postura en ambos partidos, en los que fue de menor a mayor y en los que terminó siendo superior al rival y con muchas más ocasiones de gol a favor.

Claro que después de esta noche, muchos hinchas del ‘rojo’ se preguntarán cuál es el estigma del Santos, al que nunca se le pudo ganar en Avellaneda.