Incendios cordilleranos: tristeza, solidaridad y trabajo

(Radio Del Mar en la comarca) Los incendios, en general, han pasado a pesar de que aún persisten algunos focos menores en los que los brigadistas trabajan de manera incansable. Ingresar a El Hoyo y pasar por Las Golondrinas, es solo el botón de muestra de lo que el fuego dejó. La tristeza se refleja […]

  • Publicado el lunes 05 de abril de 2021 en Sociedad

(Radio Del Mar en la comarca) Los incendios, en general, han pasado a pesar de que aún persisten algunos focos menores en los que los brigadistas trabajan de manera incansable.

Ingresar a El Hoyo y pasar por Las Golondrinas, es solo el botón de muestra de lo que el fuego dejó. La tristeza se refleja en cada charla con los pobladores, que aún así, a pesar del daño causado por los incendios, no bajan los brazos. Tal vez porque no hay alternativas, solo pararse nuevamente. Tal vez por tercos, esa terquedad que les permitió crecer y hacer crecer la región.

Arrasado. Las 7 hectáreas quedaron reducidas a cenizas.  

Ese es el caso de Teo Dammer. Por legado de su abuelo y su padre, desde los 16 años Teo se dedica a la explotación de árboles, con su aserradero. O mejor dicho: se dedicaba. El fuego arrasó con todo, con 7 hectáreas de árboles, con el aserradero y con todas su maquinaria. No perdonó ni a los animales “…las gallinas quedaron atrapadas, intentado huir…no pudieron”.

Seguir. A pesar de todo, Teo no baja los brazos.

En el patio de la casa, un camión también es testigo de esto, totalmente calcinado. Al igual que una camioneta y un par de vehículos. “El fuego derritió las cubiertas, no los pudimos mover”, relata Teo.

El fuego, tan fuerte y tan impiadoso que no solo quemó sino que también derritió maquinas y herramientas. Quemó años de trabajo.

Vehículos. El fuego derritió las cubiertas y no los pudieron mover.

“Nos arrasó el aserradero y las 7 hectáreas de árboles, en lo económico perdimos todo. Para volver a iniciar la cadena tenemos que esperar 30 años, lo que tarda en estar condiciones el árbol nuevamente”, explicó Teo.

Hoy necesita poner en marcha lo que pueda y para ello es necesario montar el galpón de nuevo, para poder comenzar de nuevo. Chapas y cables, algún tablero eléctrico, y por supuesto, cualquier máquina carpintera será bien recibida.

Si alguien puede colaborar puede comunicarse al 2974354267 (CAI Solidaria que estará partiendo a fines de abril a la zona) o al 2974605232 (solo whatsapp en este celu).