Escuelas funcionan en vecinales, iglesias y gremios

A su vez, admitió la falta de vacantes y habló de inscripciones virtuales mal hechas y de la baja en la matrícula.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

(Fuente: Diario Jornada)

La Supervisora de Nivel Primario de la Región VI, Alejandra Caamaño,  reconoció que pese a las disposiciones a nivel nacional y provincial, en la práctica la presencialidad plena se está haciendo de manera paulatina en Comodoro Rivadavia. “Nación recomendó el retorno en función de los contextos y eso es lo que se está dando en todos los niveles”.

Admitió la influencia negativa que implican las medidas de fuerza de los trabajadores estatales como también la falta de personal en áreas sensibles. “Lo que influye en cuanto a no poder regresar plenamente en algunos casos es la ausencia de auxiliares de la educación”.

Hay un faltante en cuanto a la designación de personal específico en los establecimientos. “No hay alto acatamiento a las medidas de fuerza en esta región, no es igual que otros años, pero de todos modos son interrupciones que desaceleran el proceso de aprendizaje”.

La supervisora confirmó que en cuatro escuelas de Comodoro no se retomarán las actividades debido a la complejidad de los trabajos de reparación que deben efectuarse: la Escuela 221 de Standard, 218 del barrio Máximo Abásolo, la 197 del barrio Divina Providencia y la 115 de Diadema Argentina. Están funcionando de manera alternativa en iglesias, vecinales y hasta en instalaciones del Sindicato Petrolero.

“Y hay escuelas que tienen que adaptarse y adecuar horarios porque comparten edificio con otros, por lo que pueden dictar clases solamente algunos días de la semana, no todos”, explicó.

“Hubo padres de niños de primer grado que no tuvieron vacantes. Han inscripto de manera virtual mal y con datos incorrectos. Hay casos de alumnos que ingresaban a primer grado y fueron inscriptos en primer año. Inclusive datos que fueron derivados a jurisdicciones equivocadas. Queremos garantizar que esté todos inscriptos y que se asegure la matrícula. Faltan escuelas, hay chicos que no tienen escuelas y los chicos no tienen vacantes. Hay inscriptos chicos del secundario al primario o chicos que son de la región los inscribieron en otra región como Puerto Madryn. La virtualidad fue compleja, queremos garantizar no perder la matrícula y poder ubicarlos”.

Caamaño destacó que se trabajará en unidades pedagógicas para atender situaciones de “desigualdad” pedagógica.

“En esos casos respetaremos la edad cronológica. Quien no haya podido ser escolarizado en primer grado por ejemplo ingresará directamente a segundo grado. La alfabetización en Lengua y Matemática es otro eje, hay chicos que están terminando el ciclo primario y todavía no han podido cumplir”.

Equiparar estos procesos educativos demandará aproximadamente cuatro años “siempre y cuando se generen propuestas diversificadas que apunten a eso”.

Caamaño indicó que hay 19 escuelas primarias privadas y en todos los casos, presentan una sobredemanda. “También las cuotas son muy altas, por lo que el sistema público tiene a muchos alumnos de esas escuelas inscriptos en lista de espera”.