Es la novena vez que se le inunda la casa a una vecina

En el año 2005 fueron a vivir al barrio en un plan de viviendas y desde el año 2006 que comenzaron con las inundaciones.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

En diálogo con La Tribuna Radio, una vecina del barrio Abel Amaya, entre las calles Luis Alassia y Avenida Chile, Fabiana esta viviendo una situación muy preocupante. Desde el año 2006 que se le inunda la casa.

“Primero fue todo lo que era el fluido cloacal que nos entraba por las rejillas, después la cooperativa nos puso válvulas de retención porque nos pasaba muy seguido, pero actualmente no nos sirve de nada porque el agua se penetra igualmente en gran cantidad, en el 2017 nos entró muchísimo barro, mucha cloaca, el agua de las piletas, se nos acumula cosas de todos lados”.

Es la novena vez que se les inunda la casa, Fabiana se encuentra muy preocupada porque su esposo es asmático, ella tiene diabetes y ambos son hipertensos.

“Tenemos muchos problemas de salud y la verdad que esto no nos genera ninguna mejora, porque ustedes como podrán ver las aguas son aguas servidas, esto queda en la tierra, después se seca y después con el andar de los vehículos esta tierra se convierte en polvillo y se levanta y uno lo respira” comentó Fabiana.

Ayer martes 20 de septiembre, alrededor de las 08:00 de la mañana Fabiana junto con su esposo se tuvieron que ir de su casa porque el agua ya estaba cerca del portón.

“Todavía estoy con psicólogos por esto que paso en el 2017 me mato, en el 2017 perdí todo, perdí dos vehículos, casi pierdo la vida porque para decirlo claramente me han sacado con el agua al cuello”.

Hoy miércoles 21, Fabiana junto con su hija se encuentran limpiando la casa y desinfectando todo lo que pueden.

“Nosotros en el 2017 mucho antes habíamos empezado a tramitar un canal a cielo abierto para que puedan tener más fluida el agua cuando llueve pero no nos dieron bola”.

Este es uno de los testimonios de los vecinos de la ciudad que se encuentran cansados de esta situación que se repite cada vez que llueve.