Dos de los fundadores de Petroleros Jerárquicos aún jubilados, siguen trabajando para la Institución

Manuel Contreras y Juan Carlos Candel son parte de la historia viva del Sindicato de la Patagonia Austral que conduce José Dante Llugdar. Un viejo casco de aluminio entre sus manos, simboliza el paso del tiempo y los cambios que ha tenido la Industria en buena parte gracias a la intervención de los gremios en aspectos fundamentales como la Seguridad, algo que les ha tocado transmitir a los más jóvenes que ingresaban al mundo del Petróleo

  • Publicado el viernes 23 de julio de 2021 en Sociedad

Candel y Contreras son dos pioneros. En una de sus regulares visitas a la Sede Central, acercaron el tantas veces utilizado casco metálico como un presente al Secretario Adjunto, Luis Villegas, con quien compartieron vivencias de aquellas épocas donde el mismo se utilizaba principalmente por parte del personal de Boca de Pozo, cuando los Equipos funcionaban con motores a explosión, y que quedaron obsoletos cuando se los comenzó a electrificar para su funcionamiento, al estar constituidos de material conductor.
Precisamente Villegas comentó que “estas actitudes de compromiso y responsabilidades que nos marcan quienes cuentan con más experiencia, nos dan la fuerza y energía para redoblar los esfuerzos y continuar con el mismo entusiasmo que nos demuestran todos nuestros mayores”.
“En principio no había problema porque era para cubrir ante la caída de algún elemento. Era de aluminio o de duraluminio, con un arnés de cuero en el lado interior”, subrayó Candel, al igual que su compañero Contreras, quien indicó que en los Equipos ha usado casco toda la vida: “siempre lo hice y ha de ser una de las causas por las cuales hoy estoy acá, porque había gente que no era muy adepta porque le molestaba, siempre hubo alguna resistencia a su uso, lo mismo pasaba con el cinto”, recordó.
Contreras trabajó en un primer momento para YPF, para luego desempeñarse en Venver, Quitral Co y Pride, en tanto que Candel lo hizo en Sade, Pérez Companc, Techint y Total Austral. Ambos cosecharon una experiencia de más de 40 años en el sector de los Hidrocarburos, caminando de punta a punta parques industriales, aún cuando no hubiera trabajo, como aquellos tiempos donde todavía se podían ver en los Yacimientos las antorchas de la quema de Gas, que desde el año 2000 quedaron prohibidas por Ley.
“Eso forma parte de los recuerdos, tenemos toda una vida en el Petróleo”, coincidieron ambos. Candel recordó que con la empresa Kank y Costilla se acaba el petróleo en Tierra del Fuego y Contreras dijo que seguramente se habrán cruzado por allí cuando no se conocían y pasaron temperaturas de 30 grados bajo cero, como en las últimas grandes heladas de mediados de la década del ’90. Entre otras anécdotas, mencionaron el cambio climático, comentando que “hay Equipos que fueron preparados para un máximo de 15 grados sobre cero en verano y hoy en día llegan a hacer 30 o 33 grados, con lo que se genera un problema”.
*Progreso en Seguridad*
Desde 1990 en adelante, cuando entró en la empresa Total, Candel notó un cambio profundo -para bien- en materia de Seguridad: “Fue al 100 por 100, había que contar con todos los elementos; teníamos guantes, cascos, lentes y ellos te proveían todo: camisetas, medias, borceguíes, vaqueros, camisas, equipo térmico y campera térmica; copiaron mucho lo que era Amoco. Hasta el mameluco era con pluma de ganso”
“Todo lo que brinda esa empresa no hay una en el país que haya hecho algo así. Inclusive son prácticamente hoteles de cinco estrellas donde se convive en Cullen y Alfa (las Bases cercanas a Río Grande), donde lo que brindan es impresionante, no hay necesidad de lavar la ropa, sábanas, ni nada; te cambian toallas, todo igual que si vivieras en un hotel”, expresó en diálogo con la Secretaría de Actas, Prensa y Propaganda que conduce David Klappenbach.
Contreras recordó que el casco cambió para bien: “ahora es plástico y tiene un vencimiento que, una vez cumplido su tiempo de vida útil, hay que descartarlo. Y a través del Sindicato es una gran orientación la que va implementándose y las recomendaciones para su uso salen desde nuestra gente, porque los muchachos cuando entran son convencionales, pero el Jerárquico es el que tiene que decirles que lo utilicen porque accidentes puede haber siempre, y no hay que subestimar las cosas”.
*Pioneros*
Si bien ambos son Jubilados de la Industria Hidrocarburifera, no lo son de la Institución, sino que siguen trabajando en la misma. Un Sindicato que ellos ayudaron a formar y que existe en Río Grande en gran parte Gracias a Candel, uno de los artífices para lograr la Personería Gremial en Tierra del Fuego el 8 de abril de 2015, fecha de la respectiva Resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación.
Junto a Contreras, como Afiliados fundadores, atravesaron duros momentos para llegar a la pujante realidad de hoy, plasmada en un crecimiento institucional con vasta expansión territorial; tras aquellos comienzos en la calle Alem en Comodoro Rivadavia en una Sede alquilada, donde confluían muchos pensamientos distintos de cómo llevar adelante una entidad sindical.
“Hoy, tenemos a un dirigente como Llugdar que nos orienta y nos lleva en punta de lanza a todos nosotros atrás, es fundamental que haya sido así porque hubo una época en que fue intervenido el Gremio y con mucho trabajo eso se liberó, se hicieron las elecciones y ganó José”, sostuvo Contreras, al tiempo que Candel -quien aún no conocía al Secretario General-, reconoció a pesar de ello se le acercó a hablar por la presencia en Tierra del Fuego “porque había gente a la que no le interesaba la Isla”.
“La institución estaba fundida pero nosotros hicimos todo lo posible para ayudarlo y lo bancamos. Cuando se formó esto, eran distintas empresas compañeros que pensaban diferente que todos hacíamos el mismo laburo y nos explotan de la misma manera”, dijo Contreras, y agregó que eso fue así “hasta que se encaminó esto y José hizo el proceso necesario para llevar adelante la Institución”.
Por entonces, mucha gente participaba de sindicatos conformados y con una línea de pensamiento ya establecida. En su caso, les tocó forjarla y todo se hizo desde cero porque venían con culturas laborales diferentes, que se las daban las empresas. “Algunas te daban todo y otras nada”, enfatizaron. Candel sostuvo que también es de destacar que a tono con eso, los gerentes y empresarios fueron cambiando la mentalidad y brindando mejores cosas a la gente.
En tal sentido, señalaron que “había cuestiones de protección y de seguridad que no existían, o ibas al campo y no tenías siquiera una casilla en un Equipo de Pulling. Hoy los chicos tienen todas las comodidades gracias al Sindicato porque se peleó mucho y son beneficios que consiguió el Gremio”.
Como conclusión, cabe destacar la valentía que estos pioneros tuvieron en su momento al autoconvocarse para generar una Institución que proteja a los Petroleros fuera de Convenio, ya en ese momento estaban totalmente expuestos a las represalias de la patronal, desamparados y sin un marco legal que los cobije de arbitrariedades en conflictos o despidos. Con la presencia sindical, hoy en día hay más y mejor convivencia entre todos y cada uno de los Trabajadores.