Diabetes: mitos y verdades

¿Hay formas de prevenirla? ¿Puede aparecer por estrés?

La diabetes es una enfermedad milenaria, tiene un componente genético – por lo que puede aparecer en integrantes de la misma familia- y en los últimos años, está creciendo un incidencia a una velocidad alarmante, por lo que se la llama la pandemia silenciosa.

Sus síntomas aparecen cuando el 50% de las células beta del páncreas, que producen la insulina, están dañadas, por lo que es mucho más conveniente prevenirla que tratarla. Sin embargo, la dieta predominante en el mundo occidental, con alto porcentaje de hidratos de carbono refinados simples ( azúcares) y complejos ( harinas) y baja en fibra, proteínas y ácidos grasos Omega 3, es exactamente lo contrario que necesitamos para hacer esa tan necesaria prevención.

La obesidad y la sobrealimentación son las causas más habituales de diabetes. Luego de varios años de desbordes alimentarios, se desencadena la enfermedad por haber exigido por demás al páncreas.

Estos son algunos de los mitos que circulan en torno a esta enfermedad

1. Comer demasiada azúcar causa diabetes

V. Porque fuerza al páncreas a producir mayor cantidad de insulina y, con los años, éste llega al agotamiento.

2. La diabetes no es una enfermedad grave

F. Sí, es una enfermedad grave, porque conduce a la insuficiencia de órganos vitales.

 

3. La diabetes es una enfermedad de personas obesas

F. Debido a que puede tener un origen genético, autoinmune, que no se relaciona en forma directa con la obesidad.

4. La diabetes no es una enfermedad mortal

F. La diabetes es una enfermedad mortal si no se la trata y es una enfermedad totalmente llevable si se la trata.

5. La diabetes solo afecta a las personas de edad avanzada

F. La diabetes afecta a niños, jóvenes, adultos y ancianos.

6. La diabetes afecta predominantemente a las mujeres

F. Afecta mujeres y varones por igual.

 

7. La diabetes puede prevenirse

V. La diabetes tipo II, hoy conocida como diabesidad, sí puede ser prevenida, tratando y previniendo la obesidad. La diabetes tipo I aún no logra tratamientos preventivos dado que es una enfermedad de origen autoinmune.

8. La diabetes tiene cura

F. Una vez que se desencadenó la diabetes podemos tratarla, pero aún no se ha llegado a revertirla.

 

9. El estrés produce diabetes

V. El cortisol, la hormona del estrés, aumenta el azúcar en la sangre y, además, aumenta el apetito por lo que el paciente alterará sus hábitos alimentarios. Esto exige mayor secreción de insulina al páncreas, lo que puede desencadenar la diabetes tipo II.

10. La chía podría disminuir el azúcar en la sangre

V. La chía es una semilla que contiene ácidos grasos Omega 3. El Omega 3 es una sustancia muy saludable para mejorar la función del receptor a la insulina y por ello pudiera disminuir los niveles de insulina necesarios, cosa que pondría al páncreas en reposo.