Despiden a través de redes sociales a la enfermera que falleció en el accidente de Río Grande

Familiares y amigos la despidieron en redes sociales y destacaron que era una joven dedicada a los demás y muy comprometida con su trabajo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Las amigas del equipo de fútbol sala se despidieron de Denise Torres García, la enfermera que falleció en la tragedia aérea de Río Grande que ocurrió este viernes. “Te vamos a recordar así: con la sonrisa a flor de piel, con tu remera sin sponsor y con esas ganas de estar que contagiaban a cualquiera”, escribieron en redes sociales.

La tragedia aérea de Tierra del Fuego no deja de conmocionar, tras el incidente en el que se estrelló el avión sanitario LearJet 35 de Flying America SA en el aeropuerto de Río Grande.

El comandante Claudio Canelo, el copiloto Héctor Vittore, el médico Diego Ciolfi y Denise, volvían a Buenos Aires tras dejar a un bebé de cinco meses en Río Grande que había sido diagnosticado con botulismo en la capital.

Denise vivía en Núñez y su familia estaba conformada por sus padres y su hermano. Su novio falleció años antes en un accidente de tránsito y lidiaba con esa tragedia. Tan solo tres meses atrás había comenzado a trabajar en el traslado aéreo sanitario.

Samuel López, enfermero de la Universidad de Buenos Aires, fue quien le propuso este nuevo camino dentro de la enfermería. “Che, Denise, ¿te parece trabajar en los aviones?”.

Su amigo y colega contó que “estaba muy pendiente de sus pacientes. Por eso, todas las madres de los pacientes que tuvo la despidieron en las redes con fotos”.

“Los traslados aéreos sanitarios son muy complejos, sobre todo cuando son pediátricos, requiere algo especial que solo Denise lo tenía”, agregó López sobre su ex compañera.

Previo a su experiencia en los aviones sanitarios, ocupó un puesto en Pediatría en el Hospital Italiano durante más de un año. Luego empezó a trabajar en el Sanatorio Finochietto como enfermera de asistencia de la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica. Cuatro años ocupó ese lugar hasta que empezó con los vuelos sanitarios en mayo.

Sus cercanos la describieron como una chica comprometida, apasionada y siempre sonriente. “Una persona fantástica, alegre y sensible. Muy detallista en todo lo que hacía. Siempre con una sonrisa y una energía que admirábamos”, cuenta Fernando Ascenso, su entrenador de futsal.

Fanática de Racing, era profesora de hockey y de fútbol femenino en la UBA, destacándose también en lo académico, habiendo recibido el título de enfermera y luego yendo por el de licenciada, informa El Patagónico.

Agustina Larsen, ex presidenta del Centro de Estudiantes de Medicina de la UBA, cuenta que “defendía la formación de los enfermeros y apoyaba los reclamos de enfermería, sobre todo por la carrera profesional en Buenos Aires”, durante su militancia universitaria en la Unión de Juventudes por el Socialismo-Partido Obrero.

Además, su solidaridad no se restringía a su labor profesional o actividades universitaria, sino que fue maestra de apoyo en el Barrio 31 junto con “Aprender Jugando”.