Declararon dos de los rugbiers para proclamar su inocencia

Hoy se cumplen tres años del crimen de Fernando Báez Sosa. Blas Cinalli sintió estar apenado porque "murió un chico de nuestra edad" y aseguró que "no hubo un plan" criminal. Lucas Pertossi fue el otro imputado que pidió declarar en esta jornada.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Blas Cinalli, uno de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique de la localidad balnearia de Villa Gesell, aseguró que “no hubo ningún plan” y que “en ningún momento” le pegó a la víctima.

“Quiero empezar diciendo que lamento mucho todo lo que pasó, fue una tragedia terrible, falleció un chico de mi misma edad. No hubo ningún plan. No hubo planificación. No hubo ningún rol”, manifestó ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1.

Luego de esto, Cinalli dijo que iba a responder preguntes de la fiscalía pero no del “particular damnificado”, los abogados de la familia de Báez Sosa, y luego pidió que pasen un video donde se ve a Fernando Burlando insultándolos en un entrevista.

Otro que declaró este miércoles fue Lucas Pertossi. Mientras realizaba su declaración, un grupo de personas se congregó en la puerta del juzgado pidiendo justicia al grito de “¡Asesinos!”, lo que llegó a escucharse dentro de la sala.

La decisión de Pertossi -reconocido por ser quien manifestó la frase “Caducó” luego de ver que Fernando estaba muerto tras la golpiza que le dieron- fue comunicada cuando se reanudaba el juicio luego del cuarto intermedio este miércoles, mismo día en el que se cumplen tres años del crimen.

Sus primos, Luciano y Ciro Pertossi ya declararon. El primero lo hizo la semana pasada y el segundo este martes.

En su declaración, Lucas Pertossi –primo de Luciano y Ciro Pertossi- hizo un relato detallado de lo que hicieron esa tarde previa al asesinato, similar a la declaración de Máximo Thomsen.

 

(Fuente: El Chubut)