Cómo fueron las últimas horas de Lucio, el nene de 5 años asesinado a golpes en La Pampa

Están detenidas su madre y la pareja. La fiscal reconstruyó la secuencia previa a su muerte y espera nuevos estudios para definir si agrava las imputaciones.

  • Publicado el domingo 28 de noviembre de 2021 en Policiales

El crimen de Lucio Abel Dupuy, el nene de 5 años asesinado a golpes, conmueve a La Pampa. Por el caso hay dos dos imputadas: la madre del chico, Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Páez. Mientras se esperan pericias clave, en las últimas horas la Justicia logró reconstruir buena parte de la secuencia previa al brutal homicidio.

El juez Néstor Ralli formalizó la acusación pedida por la fiscal Verónica Ferrero y las dos acusadas quedaron detenidas bajo prisión preventiva.

La fiscal Ferrero explicó a Clarín que se imputó “a la madre Magui Espósito por homicidio simple agravado por el vínculo y a Abigail Páez por homicidio simple”. La primera acusación prevé una pena de prisión perpetua y la segunda, de 8 a 25 años. Pero ambas podrían agravarse a medida que se sumen pruebas.

Las imputadas eligieron distintos abogados: la madre tiene como defensora a Silvina Blanco y su novia, a Pablo de Biasi. Una señal de que podrían tener estrategias defensivas diferentes.

Ahora los investigadores esperan el informe final de la autopsia realizada por el forense Juan Carlos Toulouse, a quien la fiscal le pidió aclaraciones del informe preliminar.

Una de las precisiones requeridas es el tiempo de la agonía del pequeño. Ferrero detalló que la muerte se produjo alrededor de las 21.30 del viernes.

Entre las pruebas recolectadas en la investigación están las imágenes de una cámara de seguridad de un vecino ubicado frente al departamento donde fue a golpeado Lucio.

La fiscal Ferrero reconstruyó los últimos momentos de vida de Lucio. Lo que se sabe es que Magui Espósito se fue de su casa pasado el mediodía hacia su trabajo, en el Casino Club de Santa Rosa.

El nene quedó en la casa con Páez. La golpiza que le provocó la muerte se produjo en horas de la tarde. Cuando la madre volvió del trabajo, su hijo estaba golpeado. Pero no lo llevó de inmediato a ser atendido.

Cynthia Dupuy, tía de Lucio, dijo que Abigail Páez llamó a la familia paterna -que vive en General Pico- para decir que el chico había tenido un accidente durante un robo.

“A mi hermano lo llamaron y le dijeron que había sufrido en un robo y que el nene estaba en el hospital”, relató la tía. Pero antes de salir desde Pico, recibieron la noticia de que Lucio ya había muerto.

Cerca de las 21.30 del viernes el nene fue llevado a una posta sanitaria del barrio Río Atuel de Santa Rosa, a pocas cuadras de la casa donde vivía con su madre. Aún los investigadores no lograron establecer quién lo trasladó: una versión indica que habría sido un adolescente de 15 años.

La sala tenía las luces prendidas, pero no había nadie. Lucio convulsionaba. Entonces fue llevado a una sede policial que está a pocos metros.

Fuentes judiciales consultadas por  indicaron que el chico no fue asistido ni trasladado por los policías, como había trascendido en un primer momento. Un joven de unos 20 años le intentó hacer RCP y -como la ambulancia no llegaba- una vecina lo cargó en su auto y lo llevó al hospital. Allí certificaron que había muerto.

Según el informe inicial de la autopsia, falleció por “traumatismos varios” y “sufrió una hemorragia interna”. Los indicios muestran que recibió una paliza. Además, trascendió que presentaba lesiones anteriores.

​”Tenía mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo. Nunca vi algo parecido“, dijo una fuente judicial que tuvo acceso a la operación.

Las advertencias del padre

El padre de Lucio, Christian Dupuy, afirmó que él había advertido la situación de su hijo. “Pero la Justicia nunca me escuchó, siempre favoreció a la madre por más abogados y mediaciones que realicé”, afirmó.

“Hoy pagó mi hijo. Pero no solo escuchen a la madre. Papá también sufre en silencio. Hoy con el corazón roto y mi alma sin encontrar consuelo”, escribió en su cuenta de Facebook.

Además le dejó un sentido mensaje a Lucio. “Descanse en paz hijo mío. No voy a descansar hasta que se haga justicia. Te amo Lucio Abel Dupuy”, dijo al conmovido padre.