Brian Castaño: ganó pero le robaron la pelea

El argentino, campeón superwelter OMB, buscaba unificar las cuatro coronas de la categoría ante el estadounidense. Los espectadores del AT&T Center en San Antonio silbaron la decisión dividida.

  • Publicado el domingo 18 de julio de 2021 en Deportes

Brian Castaño hizo una pelea colosal, titánica, pero no pudo derrotar a Jermell Charlo. Aunque el argentino mereció en buena parte quedarse con la victoria, los jueces del combate, en un polémico fallo dividido, dieron un empate.

Castaño estuvo muy cerca de convertirse en el primer boxeador latinoamericano en ostentar las cuatro coronas en la misma división. El argentino, campeón superwelter OMB, quería hacer historia y quitarle los tres cinturones (AMB, CMB y FIB) en poder del estadounidense. Estuvo muy cerca. De hecho, la decisión de uno de los jueces fue sencillamente escandalosa.

El combate se realizó en el AT&T Center en San Antonio, Texas. Steven Weisfeld (de Nueva Jersey) lo vio ganar al argentino por 114 a 113, el puertorriqueño Nelson Vázquez dio 117-111 para Charlo (este fallo desató el escándalo, sobre todo por semejante diferencia) y Tim Cheatham (de Nevada) dio empate en 114.

Castaño, de 31 años, fue dominador del combate hasta el décimo round, momento en el que una contra del estadounidense puso en malas condiciones al argentino y abrió paso para que la decisión de los jurados no premiara la mejor tarea del argentino.

Con este empate ninguno pudo alzarse con las cuatro coronas, que en el caso del argentino hubiera significado ser el primer pugilista latinoamericano en lograrlo. El fallo abrió la puerta para una revancha que seguramente llegará a corto plazo por la controversia que genera la disparidad de criterios de los jurados.

Charlo (34-1-1 y 18 KOs), que estaba en su octava defensa, ponía en juego los cinturones del CMB, FIB y AMB, mientras que el argentino (17-0-2 y 12 KOs) ofrecía el título de la categoría de la OMB.

El pugilista bonaerense tenía la posibilidad de ser el primer latinoamericano en ostentar simultáneamente las coronas de las cuatro entidades boxísticas más reconocidas, el primero en hacerlo en superwelter y el quinto en la historia en todas las categorías.

El primero fue el estadounidense Bernard Hopkins cuando venció a Óscar de la Hoya en septiembre de 2004 y le quitó el cetro de la OMB mediano que le faltaba.

Luego se sumaron el estadounidense Terence Crawford, en los superligeros en 2017, el ucraniano Oleksandr Usyk, en los cruceros en 2018, y el escocés Josh Taylor, también en los superligeros en mayo de este año.

Los argentinos Carlos Monzón y Hugo Pastor Corro también fueron campeones absolutos pero en épocas en las que no existían ni la FIB ni la OMB

En cuanto a las mujeres, cuatro lograron ser campeonas absolutas: la colombiana nacionalizada noruega Cecilia Brækhus y la estadounidense Jessica McCaskill, en categoría welter; la estadounidense Claressa Shields en superwelter y la irlandesa Katie Taylor en el peso ligero, las dos últimas en la actualidad.